Bizkaia

La Ertzaintza disuelve macrobotellón en Santurtzi

Los agentes han intervenido en varias localidades de Bizkaia durante el fin de semana para evitar la propagación del virus

Uno de los grandes problemas durante la pandemia ha sido el comportamiento irresponsable de los ciudadanos. Ahora, ha vuelto a tener lugar uno en Santurtzi en el que ha tenido que intervenir la Ertzaintza, pues se había celebrado un macrobotellón. Un macrobotellón que ha terminado con muchos identificados.

Esta situación no es nueva, pues desde que se implementaron las restricciones para evitar la propagación del virus, pues ya son varias las ocasiones en la que los cuerpos de seguridad intervienen. Ahora ha sido en Santurtzi donde se ha puesto en riesgo la salud pública mediante un macrobotellón.

Ertzaintza
La Ertzaintza también ha intervenido en otros municipios de Bizkaia

La Ertzaintza desaloja el macrobotellón en el monte Serantes en Santurtzi

En esta ocasión, la reunión de personas ha tenido lugar en el monte Serantes, en Santurtzi. Se estima, que más de un centenar de jóvenes se reunieron en el monte para celebrar un macrobotellón, donde no se cumplieron las medidas de seguridad estipuladas por las autoridades pertinentes.

La distancia de seguridad era inexistente y los jóvenes allí presentes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas. Es por eso que la Ertzaintza tuvo que intervenir, consiguiendo identificar a 59 personas de las allí presentes. De este modo, tendrán que pagar una multa por incumplir las normas establecidas.

La Ertzaintza disuelve más reuniones

No obstante, el macrobotellón en Santurtzi no fue lo único con lo que tuvo que acabar la Ertzaintza. También tuvieron que actuar en Gernika, donde un gran grupo de jóvenes se concentraron en el Auditorio. Un actuación que se saldó con multas a varias personas por insultar a los agentes del cuerpo de seguridad desplazados hasta el lugar.

Por último, también tuvieron que actuar en otro macrobotellón celebrado en una sidrería de Urnieta. Una intervención que se saldó con multa para el dueño del local. Pero no ha sido lo único, puesto que en varios pisos de Bilbao o Barakaldo también han tenido que intervenir para acabar con fiestas no permitidas.

To Top