4 de marzo de 2024 | 2:59

Bizkaia

Euskadi y su ratio de deuda: 13,9% del PIB en contraste con el panorama del estado

Pedro Azpiazu, quien dirige el departamento de Economía y Hacienda en el Gobierno Vasco.

Jesús Carames

25 de septiembre de 2023 | 6:58 pm

La Estabilidad Financiera del País Vasco

El País Vasco ha emergido consistentemente como uno de los referentes nacionales en materia económica. Pese a los vientos cambiantes de la economía global, esta comunidad autónoma ha mantenido un control firme sobre su deuda, reflejando no solo su capacidad para administrar sus finanzas, sino también su compromiso con la sostenibilidad económica.

Un Vistazo a las Cifras

Euskadi se ubica como la tercera autonomía con menor deuda en relación a su Producto Interno Bruto (PIB), ostentando un ratio del 13,9%. Para poner en perspectiva este número, Madrid, la capital del país, presenta un 13,4%, mientras que las Islas Canarias registran un 13,1%. Esta cifra, si bien parece modesta, habla volúmenes sobre la prudencia fiscal de Euskadi.

Navarra, vecina y hermana en muchos aspectos, también muestra indicadores favorables con un 14,1%. Estos números contrastan de manera significativa con otras autonomías que presentan índices considerablemente más altos.

Euskadi: Historia de Prudencia y Gestión

El País Vasco no ha alcanzado estos logros por casualidad. Según fuentes financieras, entre 2015 y 2022, Euskadi logró reducir su ratio de deuda sobre el PIB en un 0,7%, un logro nada desdeñable teniendo en cuenta el panorama económico global y las adversidades enfrentadas en dicho periodo.

El Contraste con Otras Autonomías

Mientras Euskadi y Navarra celebran estos resultados, otras comunidades no corren con la misma suerte. Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía se llevan el deshonroso título de ser las regiones con mayor deuda en España. Entre las tres, acumulan una deuda que ronda los 177.228 millones de euros, representando casi el 56% de la deuda total del país.

El Camino Hacia el Futuro: Retos y Oportunidades

La economía es un ente vivo y cambiante, y aunque las cifras actuales de Euskadi son envidiables, es crucial mantener la guardia alta. La globalización, la digitalización y los retos medioambientales son solo algunos de los desafíos que enfrentará la región en los próximos años.

La Prudencia como Estándar de Gestión

No es solo una cuestión de números, sino de cultura y gestión. Euskadi ha demostrado que con prudencia, planificación y una visión a largo plazo, es posible alcanzar estabilidad financiera sin sacrificar desarrollo.

Para concluir, es evidente que Euskadi ha tomado decisiones financieras acertadas a lo largo de los años. No obstante, el panorama económico es fluctuante y es imperativo continuar con políticas financieras responsables y una gestión prudente para asegurar que la región continúe siendo un referente de solidez y prosperidad en el futuro. La lección que deja Euskadi para otras autonomías es clara: con prudencia, visión y trabajo duro, la estabilidad financiera es alcanzable.

Más noticias