27 de febrero de 2024 | 3:41

Bizkaia

Gobierno vasco favorece la vivienda accesible a mayores de 65 años

Construcción con unidades de Vivienda de Protección Oficial.

Jeickson Sulbaran

15 de septiembre de 2023 | 9:04 am

El Gobierno vasco ha anunciado una serie de reformas clave en la política de viviendas protegidas, abriendo nuevas posibilidades para personas mayores de 65 años que son propietarias de viviendas no accesibles. Estas medidas, anunciadas por Iñaki Arriola, consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, buscan mejorar las condiciones de habitabilidad y accesibilidad para los ciudadanos de mayor edad.

Los Detalles de la Nueva Regulación

La modificación en la legislación permitirá que las personas mayores de 65 años con viviendas propias que no cumplan con ciertos requisitos de accesibilidad puedan ser solicitantes de Viviendas de Protección Oficial (VPO). Hasta ahora, una de las condiciones para acceder a una VPO era no ser propietario de otra vivienda, lo cual limitaba considerablemente las opciones para muchos mayores.

Más Flexibilidad en Alojamientos Dotacionales

Asimismo, el consejero Arriola informó que habrá ajustes en el reglamento de los alojamientos dotacionales. Estos cambios permitirán que los mayores de 70 años puedan permanecer en dichos alojamientos, siempre que estos sean apropiados para su grado de autonomía personal.

Implicaciones Sociales y Económicas

Estas modificaciones no solo tienen un impacto directo en la calidad de vida de los mayores, sino que también incentivan una gestión más eficiente del parque de viviendas. La condición para acceder a estas ventajas es que los beneficiarios incorporen sus viviendas al programa Bizigune, gestionado por el Gobierno Vasco para alquilar viviendas vacías. De este modo, se consigue un «doble efecto», en palabras de Arriola: se proporciona una vivienda ajustada a las necesidades del mayor y se incorpora una nueva vivienda al mercado de alquiler.

Limitaciones y Desafíos Actuales

Cabe señalar que muchos de los edificios construidos en las décadas de 1950 y 1960 carecen de los requisitos mínimos de habitabilidad y accesibilidad. Aunque existen ayudas para obras de rehabilitación, en muchas ocasiones las reformas no son suficientes para adecuar las viviendas a las necesidades de las personas mayores.

Conclusión: Un Avance Necesario

Los cambios propuestos por el Gobierno vasco abordan una necesidad creciente en una población que envejece de manera progresiva. Al flexibilizar las condiciones para acceder a VPO y alojamientos dotacionales, se abre una ventana de oportunidad para mejorar la calidad de vida de los mayores, al tiempo que se optimiza el uso del parque de viviendas. Sin duda, estas reformas marcan un paso importante hacia una política de vivienda más inclusiva y sensible a las circunstancias de cada individuo.

Más noticias