13 de julio de 2024 | 6:05

Bizkaia

Instituciones vascas unen fuerzas para asistir a jóvenes sin hogar

Instituciones vascas unen fuerzas para asistir a jóvenes sin hogar

Jeickson Sulbaran

6 de junio de 2024 | 9:30 am

Iniciativa conjunta en Euskadi busca mejorar la situación de jóvenes sin red de apoyo familiar

El Gobierno vasco, en colaboración estrecha con los ayuntamientos de Gasteiz, Bilbao y Donostia, ha lanzado un ambicioso proyecto para enfrentar uno de los problemas más sensibles de nuestra sociedad: la situación de jóvenes sin red de apoyo familiar. Este grupo, particularmente vulnerable tras la pandemia, requiere de un abordaje especializado y coordinado para garantizar su inclusión social y laboral efectiva.

Desde el inicio de este proyecto en mayo, hemos adoptado un enfoque proactivo, estableciendo un «diagnóstico común y propuestas compartidas» en línea con la Estrategia Euskarri y la Estrategia Vasca contra la Exclusión Residencial Grave. Esta alineación estratégica permite que todas las instituciones involucradas actúen de manera coherente y coordinada, maximizando los recursos y los programas existentes.

Una red de apoyo fortalecida para una inclusión efectiva

El aumento de jóvenes migrantes sin referentes familiares ha presionado a nuestras ciudades y pueblos a responder de manera más eficaz. La colaboración entre diferentes niveles de gobierno y la sociedad civil es crucial para adaptar y expandir las infraestructuras de soporte existentes. La implementación de programas como Trapezistak y la creación de alternativas de acogida inicial son pasos fundamentales hacia la descentralización de los servicios, permitiendo así un acceso más equitativo a las oportunidades de inclusión.

Instituciones vascas unen fuerzas para asistir a jóvenes sin hogar

La responsabilidad compartida entre ayuntamientos, diputaciones forales y el Gobierno vasco ha sido un factor clave en el fortalecimiento de estos recursos. Es un compromiso que va más allá de la simple provisión de servicios, buscando transformar integralmente la vida de estos jóvenes. La acción coordinada refleja nuestra determinación de no dejar a ningún joven atrás, especialmente aquellos que se encuentran en situaciones de alta vulnerabilidad.

En mi experiencia directa con estos programas, he visto la diferencia que puede hacer una red de apoyo sólida. Los jóvenes no solo necesitan un lugar donde vivir, sino también orientación, formación y oportunidades de empleo que les permitan integrarse plenamente en la sociedad. Estos esfuerzos son vitales para su desarrollo personal y profesional, y para el beneficio de nuestra comunidad en su conjunto.

Este trabajo no solo es un desafío, sino también una oportunidad para demostrar el compromiso de Euskadi con sus ciudadanos más vulnerables. Es un reflejo de nuestra visión de una sociedad inclusiva, donde cada individuo tiene la oportunidad de contribuir y prosperar. En los próximos meses, esperamos ver resultados tangibles de estas iniciativas, reafirmando nuestro compromiso con la justicia social y la igualdad de oportunidades.

Más noticias