16 de julio de 2024 | 4:05

Bizkaia

La cobertura selectiva de EITB

María José Gonzalez

13 de junio de 2024 | 6:29 pm

El noticiero Teleberri de EITB vuelve a poner en el foco a GKS (Gazte Koordinadora Sozialista) con el tema de las txosnas, pero no menciona la rueda de prensa de Aske, en la que se denunciaron las multas de 153.000 euros impuestas por el Gobierno Vasco mediante la Ley Mordaza. Esta omisión ha levantado críticas y sospechas sobre la imparcialidad de EITB, acusada de utilizar o censurar a los colectivos juveniles según los intereses del PNV (Partido Nacionalista Vasco) y el Gobierno Vasco.

La ley Mordaza y la represión de Aske

La rueda de prensa de Aske, en la que se denunció la aplicación de la Ley Mordaza para imponer multas por un total de 153.000 euros, ha sido completamente ignorada por Teleberri. Esta ley, criticada por numerosos colectivos por su potencial para reprimir la libertad de expresión y de manifestación, ha sido utilizada por el Gobierno Vasco para sancionar a Aske, generando una fuerte polémica. Los integrantes de Aske argumentan que estas multas son una clara muestra de represión contra los movimientos juveniles y una estrategia para silenciar voces críticas.

La decisión de EITB de no cubrir esta rueda de prensa ha sido interpretada por algunos como una maniobra deliberada para proteger la imagen del Gobierno Vasco y del PNV. Esta omisión se percibe como una forma de censura mediática que beneficia a ciertos intereses políticos, mientras se marginalizan las voces de oposición y protesta.

Acusaciones de manipulación informativa

La cobertura selectiva de Teleberri ha suscitado comparaciones con las prácticas de Antonio García Ferreras, conocido por su capacidad para influir en el debate político desde los medios de comunicación. Las acusaciones de que EITB está «creando y destruyendo movimientos políticos desde los medios» reflejan una preocupación creciente sobre la independencia y objetividad del ente público vasco.

El manejo de la información por parte de EITB plantea serias preguntas sobre el papel de los medios de comunicación públicos en una democracia. La percepción de que Teleberri está alineado con los intereses del PNV y el Gobierno Vasco no solo daña su credibilidad, sino que también socava la confianza del público en los medios como fuentes imparciales de información.

Este tipo de prácticas pone de relieve la importancia de una prensa libre y crítica, especialmente en contextos donde el poder político puede ejercer una influencia considerable sobre los medios de comunicación. La situación actual con Aske y GKS es un claro ejemplo de cómo la falta de cobertura mediática de ciertos eventos y la sobreexposición de otros pueden moldear la opinión pública y el debate político de manera significativa.

En un entorno mediático donde la información es una herramienta poderosa, la responsabilidad de los medios de comunicación de ofrecer una cobertura equilibrada y justa es más crucial que nunca. La transparencia y la rendición de cuentas deben ser pilares fundamentales para garantizar que todas las voces sean escuchadas y que los ciudadanos puedan formar sus opiniones basadas en una información completa y veraz.

Más noticias