25 de julio de 2024 | 3:03

Bizkaia

La Ertzaintza investiga la muerte de un joven de 15 años electrocutado en Sopela

Jesús Carames

17 de junio de 2024 | 7:37 am

Tragedia en una torre de alta tensión

El pasado sábado, un trágico suceso sacudió la localidad de Sopela, cuando un joven de 15 años perdió la vida tras electrocutarse en una torre de alta tensión. Según fuentes cercanas, el accidente ocurrió en la calle Gatzarriñe del barrio de Larrabasterra alrededor de las 21:30 horas. El joven estaba subido a la torre cuando, aparentemente, sufrió una descarga eléctrica que le hizo caer al suelo, falleciendo en el acto. La Ertzaintza ha iniciado una investigación para esclarecer los detalles del incidente.

El ayuntamiento de Sopela ha expresado su «tristeza y dolor» por el trágico suceso, y ha transmitido sus condolencias a los familiares y amigos del joven fallecido. Este evento ha conmocionado a la comunidad local, que se ha mostrado solidaria con la familia en estos momentos difíciles.

Reacciones y homenajes en la comunidad

En señal de respeto y duelo, los organizadores del evento Kosta Trail, que se celebró el domingo en la misma localidad, tomaron la decisión de detener la música durante la carrera y observar un minuto de silencio en homenaje al joven fallecido. Además, los premios de la carrera se entregaron sin la presencia del público, en un gesto de respeto hacia el dolor de la familia y de los vecinos de Sopela.

El alcalde de Sopela ha declarado que el consistorio colaborará estrechamente con las autoridades para asegurar que se esclarezcan las circunstancias de la muerte del joven. «Estamos profundamente afectados por esta tragedia y haremos todo lo posible para apoyar a la familia en este difícil momento», afirmó.

Medidas de seguridad y prevención

Este trágico accidente ha suscitado una serie de preguntas sobre la seguridad alrededor de las torres de alta tensión y la necesidad de incrementar las medidas preventivas para evitar futuros incidentes. Expertos en seguridad eléctrica han señalado la importancia de mantener una distancia segura de estas estructuras y de realizar campañas de concienciación para educar a los jóvenes sobre los peligros asociados a las torres eléctricas.

Las autoridades locales han anunciado que revisarán los protocolos de seguridad en las áreas cercanas a las torres de alta tensión y evaluarán posibles mejoras para prevenir accesos no autorizados. «Es crucial que aprendamos de este terrible suceso y tomemos medidas para evitar que algo así vuelva a ocurrir», señaló un portavoz de la Ertzaintza.

En conclusión, la muerte del joven en Sopela ha sido un duro golpe para la comunidad, que ahora busca respuestas y medidas preventivas para evitar futuras tragedias. La investigación de la Ertzaintza será fundamental para esclarecer los hechos y determinar responsabilidades, mientras que el apoyo de la comunidad será esencial para acompañar a la familia en su duelo.

Más noticias