13 de julio de 2024 | 5:11

Bizkaia

La Iglesia pone un comisario pontificio a las monjas Clarisas

La Iglesia pone un comisario pontificio a las monjas Clarisas

María José Gonzalez

30 de mayo de 2024 | 7:54 am

El arzobispo de Burgos supervisará la gestión y auditación de los bienes de los monasterios

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha sido nombrado comisario pontificio de los monasterios de las clarisas de Belorado, Orduña y Derio. La medida, anunciada este miércoles, llega tras la decisión de sor Isabel, hasta ahora abadesa de Belorado y Derio, de abandonar la Iglesia Católica. Esta decisión ha llevado a la Federación de Hermanas Clarisas de Nuestra Señora de Aranzazu a solicitar la intervención de la Santa Sede, que ha decidido nombrar a Iceta como responsable temporal de los conventos.

En la rueda de prensa, Mario Iceta estuvo acompañado por la madre María Javier Soto, presidenta federal de la Federación de Hermanas Clarisas de Nuestra Señora de Aranzazu; la hermana Carmen Ruiz, secretaria federal; Donato Miguel Gómez, vicario judicial de la Archidiócesis; y Rodrigo Saíd García, director del departamento Jurídico.

Iceta explicó que el 29 de mayo expiró el nombramiento de sor Isabel como abadesa del monasterio de Belorado y Derio. El mismo día, se preveía la elección de una nueva responsable, pero la abadesa decidió abandonar la Iglesia Católica para situarse «bajo la jurisdicción del señor Pablo de Rojas». Este hecho llevó a la Federación a pedir ayuda a la Santa Sede.

La intervención de la Santa Sede en los monasterios clarisas

La Santa Sede ha otorgado a Mario Iceta todos los derechos y deberes como comisario pontificio de los tres conventos. Además, se ha creado una comisión gestora para coordinar las acciones en el ámbito canónigo y civil. Se contará con la colaboración de un despacho profesional para supervisar la gestión económica de los monasterios, realizar una auditoría e inventariar los bienes.

La Iglesia pone un comisario pontificio a las monjas Clarisas

El arzobispo destacó que, si fuera necesario, se recurrirá a despachos jurídicos profesionales en materia civil, fiscal y penal. Esto se debe a que algunas declaraciones podrían considerarse ofensivas y afectar el honor de las personas involucradas.

Se informó que el martes por la tarde se remitió un burofax a sor Isabel, aún sin respuesta, para comunicarle la finalización de su mandato y el nombramiento del comisario pontificio con efectos inmediatos. Además, se prohibió expresamente el acceso y permanencia en los monasterios y sus inmuebles a Pablo de Rojas, José Ceacero y cualquier persona vinculada a la Pía Unión de San Pablo Apóstol.

Iceta espera que la salida de Pablo de Rojas y José Ceacero sea de acuerdo mutuo, consenso y sentido común. Aunque no hay un calendario establecido, se actuará con delicadeza y prudencia, esperando su respuesta antes de recurrir a la vía judicial.

El arzobispo de Burgos subraya la importancia de la delicadeza

La intención del Arzobispado es que, tras un tiempo prudencial, cada hermana exprese su voluntad de continuar o no en la Iglesia Católica. La renuncia expresa las situaría fuera de la comunión eclesial, y las hermanas que no depongan su decisión serían excomulgadas y expulsadas de la vida consagrada.

Iceta ha manifestado su preocupación por la situación de las monjas, con quienes desea ser muy delicado. Ha defendido la necesidad de dialogar con ellas para que comprendan la importancia de la situación para sus vidas y para todos. Las decisiones que se tomen buscarán ser lo menos lesivas posible.

La intervención de la Santa Sede y el nombramiento del arzobispo de Burgos como comisario pontificio de los monasterios de Belorado, Orduña y Derio refleja la gravedad del conflicto. La prioridad es garantizar la continuidad de la vida religiosa en estas comunidades, protegiendo tanto a las monjas como a los bienes de los monasterios, y actuando con prudencia y delicadeza en todo momento.

Más noticias