14 de abril de 2024 | 1:25

Bizkaia

Las ejecuciones hipotecarias en Euskadi suben mientras los desahucios bajan en 2023

Las ejecuciones hipotecarias en Euskadi suben mientras los desahucios bajan en 2023

Jeickson Sulbaran

14 de marzo de 2024 | 9:11 am

Descenso en desahucios y aumento en ejecuciones hipotecarias en Euskadi

En un análisis detallado de los movimientos judiciales y económicos que afectan directamente al tejido social y económico de Euskadi, el año 2023 nos deja una panorámica compleja que, si bien muestra una reducción notable en el número de desahucios, contrasta con un preocupante incremento en las ejecuciones hipotecarias. Este fenómeno no solo pone de relieve la persistente inestabilidad en el sector inmobiliario sino que también refleja las fluctuaciones económicas que continúan impactando a la sociedad vasca.

El Consejo General del Poder Judicial ha emitido un informe que destaca estas tendencias, mostrando que, mientras que los desahucios experimentaron una disminución significativa del 25% con respecto al año anterior, las ejecuciones hipotecarias, por otro lado, ascendieron un 18,5%. Esta dualidad de comportamientos indica no solo una diversidad en las circunstancias económicas de los ciudadanos sino también una variabilidad en las respuestas institucionales ante la crisis.

Los números hablan: una mirada a las estadísticas

Al adentrarnos en los números, descubrimos que la cantidad de ejecuciones hipotecarias presentadas alcanzó las 615 en 2023, lo que supone un aumento del 18,5% en comparación con el año anterior. Esta alza en las ejecuciones hipotecarias pone de manifiesto las dificultades que enfrentan muchos propietarios para cumplir con sus obligaciones financieras, en un contexto donde la economía, si bien se recupera, todavía deja a muchos detrás.

Por otro lado, el descenso en los desahucios a 593 casos refleja una tendencia positiva que podría interpretarse como el resultado de políticas más efectivas para proteger a los inquilinos o una mayor conciencia social sobre la problemática de la vivienda. No obstante, es fundamental considerar este dato con cautela, ya que detrás de cada cifra hay historias personales de lucha y resistencia.

Descenso en desahucios y aumento en ejecuciones hipotecarias en Euskadi

El informe también revela un aumento en los concursos presentados, tanto de personas naturales como jurídicas, lo que sugiere un crecimiento en la insolvencia que afecta tanto a individuos como a empresas. Este incremento en los concursos de acreedores, aunque menor en comparación con la media nacional, evidencia una presión económica continua que requiere de respuestas innovadoras y sostenibles.

En lo referente a las demandas por despido, el aumento del 8,7% en Euskadi pone en evidencia las transformaciones en el mercado laboral, posiblemente influenciadas por cambios estructurales o coyunturales en la economía. Esta situación subraya la necesidad de fortalecer los mecanismos de protección laboral y de buscar estrategias de desarrollo económico que generen empleo de calidad.

Mirando hacia el futuro: entre desafíos y oportunidades

La situación actual nos coloca frente a un escenario de desafíos, pero también de oportunidades. La reducción en los desahucios, aunque positiva, no debe llevarnos a la complacencia, sino a reforzar las políticas de vivienda y a promover soluciones innovadoras que garanticen el acceso a la vivienda digna. Del mismo modo, el incremento en las ejecuciones hipotecarias requiere de una reflexión profunda sobre las condiciones de financiación y sobre cómo apoyar a aquellos en situaciones de vulnerabilidad económica.

El año 2023 nos deja con un complejo mosaico de tendencias en Euskadi que, si bien presentan desafíos significativos, también ofrecen una oportunidad para repensar nuestras políticas económicas y sociales. La clave estará en encontrar el equilibrio entre proteger a los más vulnerables y promover una economía robusta que beneficie a todos los sectores de la sociedad.

Más noticias