Bizkaia

Osakidetza el mayor escollo para abrir el confinamiento

Desde Salud insisten en que hay que bajar muchísimo la incidencia para pensar en abrir la mano

Esta semana anunciaban a bombo y plantillo que se cerraba el semáforo rojo en Bizkaia. Un paso sin duda enorme. Sin embargo, Osakidezta se ha puesto seria y ha frenado la euforia rápidamente. Para levantar el confinamiento hay que bajar todavía 10 veces los números actuales. Bajar de 500 solo es el primer paso.

Por primera vez en muchas semanas, la incidencia acumulada de contagios en todo el territorio de Bizkaia ha bajado de 500 casos por cada 100.000 habitantes, lo que sirve para pasar del rojo al naranja según el mapa de colores de Osakidezta.

Osakidetza
Osakidetza pone trabas al fin del confinamiento

Osakidetza frena la euforia

Sin embargo, una cosa es bajar del rojo al naranja y otra que muchos piensan que en Navidad ya fiesta para todos. Ni mucho menos. Es decir, es un gran paso bajar de 500 pero sigue habiendo muchos más contagios de los deseados en la mayor parte de Bizkaia.

Lo único que se ha conseguido es bajar de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, pero la tasa sigue siendo muy alta en zonas como Bilbao, Barakaldo o Basauri. Por eso hay que mantenerse firme y seguir todos con la misma fuerza en la causa.

El objetivo para levantar confinamiento

Desde Osakidetza se ha querido insistir en el mensaje. Nada se ha logrado aun. Porque aunque ahora se haya abandonado el semáforo rojo en Bizkaia, todavía queda muchísimo trabajo para cambiar el naranja por el verde. La incidencia acumulada sigue muy por encima de los 400, aunque haya bajado de 500.

Para estar tranquilos y poder levantar el confinamiento hay que bajar no de 500, sino de 60. Esto es casi 10 veces la incidencia normal de estas semanas que siempre ha estado entre 500 y 600. Si se logra bajar de 60 se podrá decir entonces que el objetivo está cumplido.

To Top