Bizkaia

La eterna penitencia de los socios de Eroski

La cadena de supermercados vasca supone un profundo agujero para sus dueños

El grupo Eroski no pasa por su mejor momento, y eso ha quedado reflejado en los últimos ejercicios. Allí la cooperativa que opera en forma de supermercados siguió cayendo en el pasado trimestre después de que en el anterior obtuviera un beneficio todavía menor. Esto supuso un antes y un después para la cadena.

Esto llega de la mano de otro trance cada vez más complejo, como es su socio de Caprabo, el cual tampoco levanta cabeza y arrastra números cada vez más pobres. En su caso, la cadena que controla su capital desde 2012, acumula periodos en números rojos cada vez mayores. Por lo tanto, a Eroski se le acumulan las malas noticias.

Eroski
La crisis azota duramente a Eroski y a sus socios

Los periodos en números rojos de Eroski dificultan nuevas maniobras de sus dueños

En este sentido. y más allá de las pérdidas, el Grupo Mondragón, que es a la que pertenecen los supermercados, se ven abocados a continuar con esta línea debido a que no encuentran más salidas que puedan ayudar a sus socios trabajadores, los cuales se cuentan ya por más de 9.000 como cooperativa.

El motivo no es otro que al acumular cada vez más dudas y pérdidas, no existen realmente beneficios que las puedan refinanciar, por lo que la encrucijada es cada vez más notoria y palpable para una Eroski que busca incrementar su cartera de la única manera posible: vendiendo más de 185 de sus tiendas en Baleares.

Los más de 9.000 socios-trabajadores no recibirán dividendos hasta 2024

Ante todo ello, ha caído demás que esta refinanciación de la deuda sólo ha hecho impedir a los socios de Eroski que puedan cobrar sus dividendos, los cuales, y según les han informado desde la cadena vasca, no será hasta el próxmo hasta 2024, esto según el acuerdo de refinanciación del grupo firmado con los bancos acreedores.

Entre las soluciones que sobrevuelan a los supermercados de Eroski y el Grupo Mondragó pasa la de aliarse con algún otro compañero de viaje, como puede ser BM, también vasco, y que juntos puedan hacer el esfuerzo de tratar de competir con el resto de compañías y cadenas del mercado. No son buenos tiempos, y no hay mucha mejor vista a corto plazo…

To Top