Bizkaia

El puerto digital de Sopela avanza imparable

Lo que se conoce como el cable de Google continúa sus trabajos a buen ritmo

Google en su necesidad por controlar todo lo que pasa decidió hace unos años conectar Estados Unidos, España y Reino Unido a través de un enorme cable submarino. El punto de entrada en el Estado es Sopela, cuyo puerto digital sigue imparable.

El pasado mes de julio, Google anunció un nuevo cable submarino, Grace Hopper, que se extendería entre Estados Unidos (Shirley)Reino Unido (Bude) y Euskadi (Bilbao). El objetivo es proporcionar un mayor soporte para la red que acoge los productos empresariales y de consumo de la compañía americana.

Puerto digital
Imagénes del puerto digital de Sopela

El puerto digital de Sopela

Una vez que esté en funcionamiento, Grace Hopper será uno de los primeros cables nuevos en conectar EE. UU. y Reino Unido desde 2003, aumentando la capacidad global e impulsando servicios de Google como Meet, Gmail y Google Cloud. También supone la primera inversión de Google en una ruta de cable submarino a Reino Unido, y la primera ruta al Estado español.

Los trabajos continúan a un ritmo imparable, en la playa de Sopela. En ellos trabaja la empresa IHCantabria. “Grace Hopper, además de ser una pionera de la ciencia de la computación, es un cable transatlántico que implica un reto tecnológico que involucra a un montón de disciplinas, entre ellas, la ingeniería y la gestión de la costa”, asegura uno de sus integrantes.

Cataluña anuncia su primer puerto digital

Este cable submarino que recorre el Océano Atlántico, tiene una vida útil de aproximadamente 25 años. Lo que más preocupa a los que están realizando la obra es la posibilidad de que el cable termine emergiendo a superficie por la irregularidad de las playas y las mareas.

“El problema es que las playas no siempre tienen la misma forma, ya que por efecto del oleaje van cambiando las formas de las barras de arena, y de la playa y existe la posibilidad de que algún momento ese cable quede desenterrado”, ha afirmado uno de los responsables de IHCantabria.

Justo esta semana se ha conocido que la localidad de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) acogerá el primer puerto digital de cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad en Cataluña, el Barcelona Cable Landing Station (CLS), que entrará en funcionamiento en 202

To Top