17 de abril de 2024 | 4:38

Bizkaia

Serunion sancionada en comedores escolares maneja facturación millonaria en hospitales vascos

Serunion sancionada en comedores escolares maneja facturación millonaria en hospitales vasco

Jeickson Sulbaran

29 de diciembre de 2023 | 11:00 am

La empresa Serunion, conocida por su vasta presencia en el sector de servicios de catering, ha estado en el ojo del huracán recientemente debido a las sanciones que ha recibido por irregularidades en los comedores escolares de algunas comarcas vascas, no obstante, esta situación contrasta con su posición en el ámbito sanitario vasco, donde mantiene contratos millonarios con el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). Estas adjudicaciones, que suman 4,9 millones de euros y fueron formalizadas este mismo año, representan un significativo volumen de negocio para la empresa.

Incidencias en el sector educativo y respuesta institucional

En el ámbito educativo, Serunion ha enfrentado diversas sanciones problemáticas. La más notable ha sido la aparición de gusanos, lombrices y otros insectos en los menús servidos en algunas ikastolas, lo que ha derivado en multas que alcanzan los 65.000 euros. Aunque la situación ha llevado a la tramitación de una posible rescisión del contrato en la comarca afectada, la empresa sigue operando en otras zonas y no se ve impedida de acceder a futuros contratos. Este contraste entre la sanción y la continuidad de servicios genera preguntas sobre la eficacia de los controles y sanciones en el sector.

Las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (AMPA) han iniciado una campaña de seguimiento estricto de los menús, buscando asegurar la calidad del servicio. Sin embargo, se han encontrado con limitaciones, ya que la consejería de Educación ha advertido que el acceso a los datos de incidencias está restringido. Esta situación ha generado malestar entre las familias, quienes consideran que el Consejo Escolar debería tener un rol activo en el control de la calidad del servicio de comedor.

La posición de Serunion en el sector sanitario

A pesar de estas incidencias sobre su sanción, Serunion mantiene una posición robusta en el sector sanitario. En los contratos con Osakidetza, Serunion se encarga del suministro de alimentos y materias primas en la OSI Araba y de la concesión de la cafetería y máquinas de ‘vending’ en el hospital de Santa Marina de Bilbao. Estos contratos, que se extienden hasta 2024 y 2026 respectivamente, destacan la confianza del sector sanitario en los servicios de la empresa, a pesar de los problemas enfrentados en el sector educativo.

La situación de Serunion sobre su sancion plantea un interrogante sobre la coherencia en las políticas de contratación y supervisión de servicios en diferentes sectores públicos. Mientras que en el sector educativo se han levantado voces de alerta y se han impuesto sanciones, en el sector sanitario la empresa continúa operando sin mayores inconvenientes. Esta dicotomía pone de manifiesto la necesidad de un enfoque más uniforme y riguroso en la evaluación y supervisión de proveedores de servicios en el sector público.

El caso de Serunion y su sanción revela las complejidades y desafíos inherentes a la gestión y supervisión de servicios externalizados en los sectores público y educativo. Mientras que en el ámbito escolar se enfrentan a sanciones y una posible rescisión de contrato, en el sector sanitario mantienen contratos millonarios, mostrando así las diferentes caras de una misma empresa en distintos ámbitos de servicio público.

Más noticias