22 de junio de 2024 | 6:59

Deportes

Celebraciones del campeonato de Copa: Jueves 11 de abril

Jesús Carames

7 de abril de 2024 | 10:34 am

Bilbao se prepara para vivir una jornada histórica el próximo jueves 11 de abril, cuando las calles se llenen de pasión y alegría para celebrar la conquista de la Copa del Rey por parte del Athletic Club. La victoria en La Cartuja, Sevilla, no solo pone fin a cuatro décadas de espera sino que también marca el regreso de una tradición única y profundamente arraigada en la cultura del club y su afición: la navegación de la gabarra por la ría del Nervión.

Un día de celebración

La gabarra, símbolo emblemático de los triunfos del Athletic, volverá a surcar las aguas 40 años después, llevando a bordo al equipo campeón para compartir la gloria con su incondicional afición. Este acto, más que una simple celebración, es un reencuentro con la historia, un momento de unión y orgullo para la familia athleticzale.

Actos protocolarios

Además del recorrido de la gabarra, los campeones serán recibidos por las autoridades locales en el Ayuntamiento de Bilbao y en la Diputación de Vizcaya, en un reconocimiento a su esfuerzo y dedicación. Estos actos reflejan la importancia del Athletic no solo en el ámbito deportivo sino también en la vida social y cultural de la región.

Un viaje de regreso a casa

Tras la euforia de la noche de victoria, el equipo tiene programado su regreso a Bilbao este domingo, saliendo hacia el aeropuerto de Sevilla a las 11:45 horas. Aunque no está previsto ningún acto de recepción a su llegada, la expectativa por las celebraciones del jueves mantiene a la afición y a la ciudad en una anticipación febril.

Un momento para la historia

La vuelta de la gabarra no es solo la celebración de un título más; es el renacer de una tradición, el reafirmar de una identidad y el recordatorio de que, a pesar de los desafíos y las derrotas, el espíritu de lucha y la pasión por el fútbol nunca han abandonado a este club histórico. El Athletic Club y su afición están listos para vivir una jornada que quedará grabada en la memoria colectiva como un testimonio de su grandeza y su amor por el fútbol.

Más noticias