21 de mayo de 2024 | 12:10

Deportes

El Athletic se desinfla por la Champions

Jesús Carames

19 de abril de 2024 | 11:07 pm

El empate a uno entre el Athletic Club y el Granada CF en San Mamés dejó sabor agridulce en ambos conjuntos, con repercusiones claras en sus aspiraciones ligueras. El resultado mantiene al Athletic en la pugna, aunque con menos margen, por un lugar en la próxima edición de la Liga de Campeones, mientras que ofrece un leve respiro al Granada en su complicada batalla por no descender.

Desarrollo del partido con una primera mitad decisiva

Desde el inicio, el encuentro prometía emociones con un Granada dispuesto a desafiar las estadísticas adversas en San Mamés. La primera mitad fue testigo de la mayoría de las acciones destacadas, comenzando por un casi gol olímpico de Gerard Gumbau. Su lanzamiento de esquina directo al arco estuvo a punto de sorprender al portero Unai Simón, pero Iñaki Williams, con un leve toque, logró desviar la trayectoria del balón, que sin embargo, se convirtió en el primer gol del partido para los visitantes.

No mucho después, en el minuto 24, el Athletic logró la igualada gracias a Gorka Guruzeta. El delantero rojiblanco se encontró con una pelota rechazada por el portero Raúl Fernández, alias ‘Batalla’, tras una serie de intentos ofensivos iniciados por él mismo. Guruzeta no desaprovechó la segunda oportunidad y puso el balón en el fondo de las mallas, estableciendo el 1-1.

Implicaciones del empate

Este empate deja al Athletic Club con sentimientos encontrados. Por un lado, mantienen una posición relativamente favorable para alcanzar competiciones europeas la próxima temporada, pero por otro, cada punto perdido puede ser crucial en la lucha tan reñida por los puestos de Champions. Para el Granada, cada punto sumado es vital en su intento de escapar de los puestos de descenso, y salir de San Mamés con un empate puede verse como un paso positivo, aunque la situación sigue siendo desesperada.

Mientras el Athletic podría lamentar las oportunidades perdidas para cerrar el partido y sumar tres puntos fundamentales, el Granada puede sentir que aún vive para luchar otro día. Ambos equipos necesitarán reajustar sus estrategias y prepararse para los próximos encuentros, que prometen ser igual de intensos y decisivos en el destino de sus respectivas temporadas.

El Athletic, particularmente, deberá maximizar su rendimiento en los próximos partidos, especialmente cuando visite el Metropolitano para enfrentarse a un Atlético de Madrid también involucrado en la pelea por Europa. Por su parte, el Granada deberá seguir rascando puntos en cada partido, esperando otros resultados favorables que les permitan permanecer en la máxima categoría del fútbol español.

Más noticias