16 de junio de 2024 | 2:57

Deportes

El Athletic tiene atado a Alfredo Alogo

Jesús Carames

29 de abril de 2024 | 9:29 pm

El fútbol vasco se encuentra en un constante tira y afloja por las promesas juveniles, y Alfredo Alogo es uno de los nombres que resuena con fuerza en esta batalla de canteras. Alogo, quien se destaca no solo por su físico imponente —mide 188 cm a los 12 años— sino también por su habilidad técnica excepcional, ha capturado la atención de los principales clubes de la región.

Recientemente, el Athletic Club de Bilbao ha intensificado sus esfuerzos para captar jóvenes talentos de Gipuzkoa, una práctica que ha generado cierta tensión con la Real Sociedad. Alogo, quien jugaba en el Mariño de Irun, un club convenido con la Real, es un claro ejemplo de estas maniobras. A pesar de los esfuerzos de la Real por incorporarlo a su sistema en Zubieta, el Athletic ha logrado seducir a la familia del joven con un contrato que incluye incluso una indemnización millonaria en caso de incumplimiento.

La competencia por Alogo no es casualidad. Su potencial es reconocido ampliamente, y su desarrollo en un entorno como Lezama, donde podría incluso alternar entre el Basconia y el Bilbao Athletic debido a su edad, es visto como un paso crucial en su carrera.

Este tipo de estrategias no solo demuestra la competitividad entre los clubes vascos por asegurarse las futuras estrellas del fútbol, sino que también plantea cuestiones sobre la ética de captar a jugadores tan jóvenes, influenciando significativamente en las decisiones de vida de estos prospectos y sus familias.

La situación ha llegado a tal punto que incluso se ha debatido sobre la posibilidad de denunciar al agente de Alogo por negociar en nombre de un menor de la edad permitida, lo cual podría acarrear sanciones severas según las regulaciones actuales.

La captación de talentos en el fútbol vasco es un tema complejo que involucra no solo a los clubes y jugadores, sino también a sus familias y a los agentes que operan a menudo en un área gris de las regulaciones deportivas. Mientras tanto, los jóvenes como Alogo se encuentran en el centro de un juego de poder que podría definir sus futuras carreras en el deporte.

Más noticias