16 de julio de 2024 | 2:51

Deportes

Jokin Altuna conquista su novena txapela y tercera del Manomanista con una contundente victoria

Jesús Carames

2 de junio de 2024 | 8:31 pm

Jokin Altuna se ha adjudicado la novena txapela de su carrera, la tercera del Manomanista, tras superar a Unai Laso por un arrollador 22-5.

Un desempeño impecable de Altuna

Altuna, el mago de Amezketa, ofreció una demostración magistral de fuerza física, mentalidad impenetrable y una estrategia impecable. Desde el comienzo del partido, dejó claro que estaba decidido a dominar. Aunque Laso inició sirviendo en una final donde el saque se esperaba que fuera un factor crucial, Altuna no tardó en tomar el control del juego. Tras un empate a uno, Altuna desató una serie de saques rápidos y precisos, adelantándose 5-1.

Un dominio abrumador

Con el partido recién iniciado, Altuna no permitió que Laso encontrara su ritmo. Altuna se escapó rápidamente hasta un 9-1 con una técnica impecable y una fuerza imparable. Cada tanto parecía un paseo para el de Amezketa, quien mantenía a Laso constantemente a la defensiva.

El 10-1 llegó con un saque directo que dejó claro el dominio de Altuna. Con Altuna en pleno apogeo, Laso apenas pudo resistir en la cancha del Bizkaia. A esto se sumó que Laso sufrió una lesión en una de sus manos, lo cual lastró aún más su rendimiento frente a un Altuna gigantesco.

La resistencia de Laso se desvanece

El punto decisivo fue el 16-1, donde Laso tuvo la oportunidad de cambiar la dinámica del juego, pero su pelotazo se fue fuera. Jon Mariezkurrena, en su labor de botillero, intentaba animar a Laso con el marcador en 19-1, pero Altuna continuó su implacable avance. Laso logró sumar cinco tantos en total, en su primera derrota del campeonato.

La histórica victoria de Altuna

Finalmente, Altuna cerró el partido con un 22-5, consolidando su lugar en la historia del deporte de la pelota. Su actuación no solo le otorgó otra txapela, sino que reafirmó su estatus como uno de los grandes de la disciplina.

Esta victoria marca un hito en la carrera de Altuna, quien sigue sumando logros y dejando una huella imborrable en el mundo de la pelota vasca. Su dominio absoluto en esta final demuestra una vez más su habilidad y dedicación al deporte.

Más noticias