23 de febrero de 2024 | 2:37

Deportes

Jon Rahm: La humildad en la derrota y el camino a la recuperación del número uno

Miguel Castillo

22 de mayo de 2023 | 7:33 am

El mundo del golf ha visto recientemente una inesperada revolución. Jon Rahm, el prodigio español, ha perdido el número uno en el ranking mundial. Sin embargo, la derrota no ha mermado su espíritu, más bien ha demostrado su humildad y su determinación para recuperar su posición perdida.

Una ronda decepcionante

Rahm finalizó su última ronda con 71 golpes, uno por encima del par del campo, para un total de +7, situándose lejos de las expectativas. El inicio de su jornada fue prometedor, con dos ‘birdies’ en sus primeros dos hoyos. Sin embargo, tres ‘bogeys’ en la segunda mitad del recorrido, en los hoyos diez, diecisiete y dieciocho, minaron sus posibilidades de mantener el liderazgo.

La lucha con el putt

El putt, ese golpe que ha sido una de sus grandes fortalezas en la presente temporada, se convirtió en su punto flaco en Oak Hill. No logró estar en un puesto más elevado debido a dificultades con esta técnica, un aspecto crucial del juego. Su puesto número 50, sumado al segundo de Scheffler, provocó la pérdida de su título como número uno del mundo.

Una perspectiva humilde

Ante esta derrota, Rahm hizo gala de su humildad. Comentó: «Lo bueno de este deporte es que cuando crees que eres invencible te hace volver a la Tierra, te hace acordarte de que este deporte es un trabajo continuo y cuando crees que lo tienes es cuando vuelves a tropezar, te mantiene humilde”. Sus palabras reflejan la madurez de un verdadero deportista que entiende que el éxito y la derrota son parte integral del deporte.

El camino hacia la recuperación

Rahm está decidido a no permitir que esta derrota defina su carrera. Con su trabajo incansable y su actitud humilde, tiene todas las herramientas necesarias para aprender de este contratiempo y seguir adelante. Aunque ha perdido el número uno, su determinación para recuperarlo es evidente.

Jon Rahm es un claro ejemplo de que el camino hacia el éxito no está exento de obstáculos. Sin embargo, su humildad y perseverancia son un testimonio del espíritu deportivo que le llevará de nuevo a lo más alto. La derrota puede ser dolorosa, pero como dice Rahm, también nos mantiene humildes. Y en esa humildad, puede que se encuentre la clave para su regreso a la cima.

Más noticias