15 de abril de 2024 | 2:40

Deportes

Primoz Roglic quiere la Itzulia 2024

Jesús Carames

1 de abril de 2024 | 6:54 pm

Primoz Roglic ha reafirmado una vez más su idilio con la Itzulia, volviendo a brillar en una prueba contrarreloj que no solo puso a prueba la destreza técnica de los ciclistas sino también su capacidad para enfrentarse a los impredecibles elementos del País Vasco. El esloveno, que ya se coronó campeón en 2018 y 2021, ha dado un paso al frente en la edición actual, marcando un tiempo impresionante a pesar de un pequeño desvío en el recorrido que, lejos de mermar su rendimiento, pareció encender aún más su determinación.

Roglic ha demostrado que su forma va más allá de las expectativas, registrando una velocidad media que lo situó en lo más alto de la clasificación, incluso por delante de competidores de la talla de Jay Vine y Magnus Skjelmose, y dejando a figuras como Remco Evenepoel y Jonas Vingegaard en la estela de su paso arrollador. La caída de Evenepoel, aunque no le impidió continuar, subraya la exigencia y el desafío que representa esta contrarreloj, un adelanto de lo que está por venir en las etapas montañosas que definirán la carrera.

Esta victoria de Roglic no es solo significativa por la ventaja que le otorga en la clasificación general, sino también por lo que representa en términos de su recuperación y adaptación tras un periodo de resultados mixtos y la transición a un nuevo equipo. El esloveno ha encontrado en la Itzulia un terreno fértil para reafirmar su estatus como uno de los grandes del pelotón internacional, despejando dudas y reafirmando su capacidad para competir al más alto nivel.

Primoz Roglic quiere ganar Itzulia 2024

La Itzulia, con su perfil exigente y su afición apasionada, se convierte así en el escenario perfecto para que Roglic envíe un mensaje contundente al mundo del ciclismo: está de vuelta, y está listo para luchar por más victorias. Con la mirada puesta en las próximas etapas, especialmente en las ascensiones que ponen a prueba la resistencia y la estrategia de los ciclistas, Roglic se posiciona no solo como líder de la carrera sino también como el hombre a batir.

La Itzulia continúa siendo un espectáculo fascinante, y con Roglic encendido y decidido a defender su liderato, promete ser una edición memorable. La competencia está lejos de haberse decidido, y con varios aspirantes al título aún en contienda cercana, las próximas jornadas serán cruciales. El ciclismo, en su forma más pura y emocionante, se vive y se celebra en las carreteras vascas.

Más noticias