19 de junio de 2024 | 6:57

Deportes

La directiva del Athletic pide una segunda rebaja de sueldos a jugadores

Miguel Castillo

12 de diciembre de 2020 | 12:00 pm

La aguda crisis económica lleva a Elizegi a negociar un nuevo bajón

Se veía venir. Una segunda rebaja de sueldos en el Athletic era un escenario que muchos pronosticaban. Es más, tras llegar a un arreglo con la plantilla hace un año, ya se advirtió que seguramente a finales de 2020 iba a ser necesaria una nueva renegociación de la masa salarial de un equipo en mal momento deportivo al que la pandemia ha quitado su gran patrimonio: la gente.

Porque en el Athletic, con casi 35 millones de euros de pérdidas en los dos últimos ejercicios, tiene inviable pagar lo que cobran jugadores como Muniain, Iñaki Williams, Iñigo Martínez o Raúl García. De ahí que se quiera negociar una segunda rebaja de sueldos.

rebaja de sueldos
El Athletic negocia rebaja de sueldos

Las causas de la rebaja de sueldos

Al tremendo bajón de ingresos a través de la interacción con el público hay que añadir el nivel deportivo, que cada vez es peor. Los derechos televisivos van en función de la posición liguera, que en los últimos años cada vez es menor.

Otro de los ingresos importantes procedían de competiciones europeas, objetivo que tampoco se ha alcanzado en estos dos últimos años. Con todo este panorama, la sangría económica del Athletic hace que sea cada vez más difícil asumir los actuales sueldos de la plantilla. De ahí que se negocie una segunda rebaja de sueldos.

Garitano se juega el puesto

Esta segunda rebaja de sueldos, llega justo antes de un match ball en todos los sentidos para Gaizka Garitano. Una derrota en Mestalla, ante un Valencia en horas bajas, podría sentenciar de forma definitiva el futuro del técnico del Athletic.

La pasada temporada, llegando en situación similar, el Athletic logró llevarse los tres puntos gracias a un doblete de Raúl García, que curiosamente, en esta ocasión apunta nuevamente a partir desde el banquillo.

La rebaja de sueldos llega tras duras palabras de Muniain

Bajan las aguas calentitas en el Athletic, y más con las declaraciones de Iker Muniain, el capitán del equipo. Unas palabras inadmisibles en estos momentos, donde un capitán debe dar la cara, atacar directamente los problemas reales y no salir con evasivas chulescas como las que ha protagonizado este miércoles en rueda de prensa.

Porque el capitán del Athletic ha querido lanzar un mensaje a los que son pesimistas con el juego del equipo. Pero un mensaje recriminatorio. Muniain ha dejado muy claro que no quiere cerca a los pesimistas, que a él le den solo optimistas.

Muniain
Muniain capitán del Athletic

Muniain menosprecia a los pesimistas

El jugador del Athletic ha querido dejar claro que no iba a salir a rueda de prensa a decir que todo es un desastre porque, además, tampoco lo piensa. Que le va muy bien siendo optimista y que no va a cambiar a estas alturas. Unas palabras que han sentado muy mal en la afición.

Porque un capitán del Athletic tiene que estar a las duras y a las maduras. La situación del equipo es la que es. No están bien. Y una derrota el próximo fin de semana podría precipitar la destitución de Garitano como entrenador.

Indigno de un capitán del Athletic

Un capitán del Athletic debe conseguir convertir a esos pesimistas en optimistas y tratar de reflexionar sobre por qué hay pesimistas en estos momentos. Lanzar balones fuera nunca es buena estrategia cuando se quiere aparentar calma.

Las palabras de Muniain han hecho daño, ya que es uno de los capitanes, uno de los que más cobra y también uno de los que debería tirar del equipo con su talento en el terreno de juego. La situación actual del Athletic no es para decir que todo está bien.

Más noticias