15 de abril de 2024 | 1:16

Deportes

San Mamés en el cuarto puesto de la liga en términos de ingresos por partido

San Mamés se ubica en el cuarto puesto de la liga en términos de ingresos por partido

Jeickson Sulbaran

17 de febrero de 2024 | 4:38 pm

El Athletic Club, con su estadio San Mamés como bastión, ha logrado ubicarse en una posición envidiable en términos de ingresos generados por partido en la temporada 2022-23, situándose solo detrás de gigantes como el FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. Esto no es solo un indicador de éxito económico, sino también un reflejo del apoyo inquebrantable y la lealtad de sus aficionados, que han convertido a San Mamés en mucho más que un estadio: un hogar para el fútbol en Bilbao.

El impacto económico de San Mamés en la estructura financiera del Athletic

San Mamés se ubica en el cuarto puesto de la liga en términos de ingresos por partido

Los números hablan por sí solos. Una media de 1,4 millones de euros por encuentro es un logro notable, especialmente en un contexto económico desafiante. El Athletic no solo ha demostrado su fortaleza en el campo, sino también en las taquillas. Esta cifra se compone de los ingresos generados por la venta de entradas y abonos, incluyendo tanto a los fieles socios que asisten regularmente como a aquellos que compran entradas de forma puntual o disfrutan del partido desde la zona VIP.

Pero más allá de las cifras, lo que realmente resalta es el vínculo entre el equipo y sus seguidores. San Mamés no es solo un estadio, es un símbolo de la ciudad, un lugar donde se congrega la pasión y la tradición. Esta conexión emocional se traduce en un apoyo económico tangible, que permite al club mantener su competitividad tanto en LaLiga como en el panorama europeo.

La fidelidad de los aficionados, clave en el éxito económico y deportivo

Lo que hace especial a San Mamés y al Athletic es la fidelidad de sus seguidores. Los aficionados del Athletic no son solo espectadores; son parte integral del club, una extensión del equipo en las gradas. Gastar de media 42 euros por partido para ver jugar a su equipo es una muestra de su compromiso y amor por los colores rojiblancos. Esta lealtad no solo se refleja en el apoyo económico, sino también en el ambiente que se vive en cada partido, un ambiente que motiva a los jugadores y les empuja a dar lo mejor de sí mismos.

Además, la estrategia de la Junta Directiva para aumentar la asistencia ha sido clave. Iniciativas como la cesión de carnés han fomentado que San Mamés registre una asistencia notablemente alta, lo que no solo beneficia al club en términos económicos, sino que también crea un entorno vibrante y emocionante para los partidos. La presencia de 51.544 aficionados en el partido de vuelta de las semifinales de Copa contra Osasuna es un claro ejemplo de cómo la gestión inteligente y sensible puede dar resultados extraordinarios.

El Athletic Club y su estadio San Mamés han logrado un equilibrio perfecto entre éxito económico y fidelidad deportiva. Los ingresos generados son un reflejo del apoyo incansable de sus aficionados y de una gestión astuta. San Mamés no es solo un estadio en el corazón de Bilbao; es un testimonio del poder del fútbol para unir a una comunidad y forjar un legado.

Más noticias