14 de julio de 2024 | 3:09

Deportes

Sestao River entre la gloria y la incertidumbre

María José Gonzalez

8 de junio de 2024 | 1:00 pm

El Sestao River Club se encuentra en una situación crítica a pesar de haber asegurado su permanencia en Primera RFEF el pasado 25 de mayo. La victoria en León contra la Cultural Leonesa desató la alegría en la familia verdinegra, pero las sombras de las dificultades financieras amenazan con transformar esa alegría en tragedia. El club enfrenta serios problemas económicos que ponen en riesgo su inscripción en la próxima campaña en la categoría de bronce. Si esto ocurre, el club podría descender administrativamente a Segunda RFEF y, peor aún, estar inhabilitado durante un curso para ascender de nuevo a Primera RFEF aunque lo logren deportivamente.

Una situación económica precaria

El presidente del Sestao River, Ángel Castro, ha expresado su profunda preocupación por la situación económica del club. Según Castro, «no tenemos presupuesto, no hay dirección deportiva, ni cuerpo técnico, ni plantilla». A día de hoy, el club no podría inscribirse en Primera RFEF debido a la falta de fondos. El presidente ha detallado que el presupuesto necesario para la próxima temporada debería incrementarse en más de 200.000 euros respecto al presente ejercicio, alcanzando cerca del millón y medio de euros. «Las cuentas de este último año están salvadas, pero a día de hoy estamos a cero», afirma Castro.

Necesidad de apoyo institucional

Castro hace un llamamiento a las instituciones públicas para que brinden un mayor respaldo económico al club. «Necesitamos un presupuesto digno para competir con garantías», señala el presidente, quien destaca que clubes de otras comunidades autónomas que compiten en la misma categoría reciben hasta 300.000 euros en subvenciones. «Podemos entender que no se den ayudas públicas a los clubes deportivos, pero si es así que tampoco se den en otros sitios», se queja Castro. Aunque el Ayuntamiento de Sestao ha prometido una aportación que considera importante, esta no es suficiente para cubrir las necesidades del club.

Un futuro incierto

A pesar de las dificultades, Ángel Castro no pierde la esperanza y asegura que seguirán moviéndose y tocando todas las puertas posibles para generar ingresos. Tienen hasta el 30 de junio para diseñar un presupuesto adecuado y confían en poder resolver la situación para volver a competir en Primera RFEF sin renunciar a la plaza. Sin embargo, «no podemos hacer locuras, no podemos hipotecar el club», subraya el presidente. Las cifras son las que son y esperan conseguirlas sin comprometer el futuro del club.

En cuanto a la continuidad de Roberto Sáez y Aitor Calle como director deportivo y entrenador, respectivamente, Castro no ha aclarado su situación, aunque todo indica que ambos tienen los pies más fuera que dentro de Las Llanas. Además, ningún jugador de la plantilla tiene contrato más allá del 30 de junio y varios de ellos manejan ofertas de otros conjuntos.

El Sestao River se enfrenta a un futuro incierto, donde la sensatez y la gestión adecuada de los recursos serán cruciales para garantizar la supervivencia y competitividad del club en la categoría de bronce del fútbol español.

Más noticias