13 de julio de 2024 | 11:59

Deportes

Simeone ingenia nuevas formas de llamar al Athletic evitando ‘El Bilbao’

Simeone ingenia nuevas formas de llamar al Athletic evitando 'El Bilbao'

Jeickson Sulbaran

7 de febrero de 2024 | 10:30 am

Diego Pablo Simeone, el estratega argentino al frente del Atlético de Madrid, es conocido no solo por sus logros deportivos sino también por su carácter fuerte y sus particulares maneras de enfrentar los desafíos. Uno de estos desafíos, aparentemente menor pero significativo en el mundo del fútbol, es su resistencia a mencionar por su nombre al Athletic Club de Bilbao. Simeone, siempre astuto y calculador, ha sabido jugar su propio partido incluso en las conferencias de prensa, demostrando que en el fútbol, como en la vida, a veces las palabras tienen más peso que los actos.

Una estrategia comunicativa que trasciende el campo de juego

Para el ‘Cholo’, la confrontación no se limita al terreno de juego; se extiende a cada aspecto de su rol como entrenador. Su decisión de no nombrar directamente al Athletic Club, optando por referencias como ‘El Bilbao’, no es solo una elección lingüística, sino parte de una estrategia comunicativa más amplia. En el mundo del fútbol, donde la psicología juega un papel tan importante como la táctica, cada detalle cuenta. Esta actitud de Simeone puede verse como un intento de minimizar al rival o, simplemente, como una peculiaridad en su forma de expresarse.

Sin embargo, en la rueda de prensa previa al partido de Copa del Rey, Simeone ha mostrado su capacidad para adaptarse y reaccionar. Ante la creciente polémica sobre su forma de referirse al equipo vasco, el técnico argentino ha optado por una nueva fórmula: hablar de ‘El rival’. Una elección que, aunque sutil, demuestra su habilidad para mantenerse en el centro de la atención mediática, manipulando la narrativa a su favor.

El impacto de las palabras en la rivalidad deportiva

Simeone crea nuevas formas de referirse al Athletic

Lo que en un principio podría parecer un detalle menor, la forma en que Simeone se refiere al Athletic Club, tiene implicaciones más profundas en el ámbito del fútbol. En un deporte donde las rivalidades se forjan tanto en el campo como fuera de él, las palabras pueden ser tan poderosas como los goles. Al evitar nombrar directamente al equipo bilbaíno, Simeone no solo muestra su peculiar estilo, sino que también alimenta una narrativa de rivalidad y competencia.

Esta táctica, aunque criticada por algunos, es también un reflejo de la personalidad del ‘Cholo’. Conocido por su intensidad y pasión, Simeone entiende que el fútbol es un juego de emociones y que la mente juega un papel tan crucial como el cuerpo. Al final, su elección de palabras es otra faceta de su enfoque táctico, una que extiende la competencia más allá de los 90 minutos de juego.

La relación de Simeone con el Athletic Club, y su reticencia a mencionarlo por su nombre, es más que una simple curiosidad lingüística. Es una muestra de su enfoque psicológico y estratégico, un recordatorio de que en el fútbol, como en muchos ámbitos de la vida, a veces lo que no se dice es tan importante como lo que se dice. Mientras el ‘Cholo’ siga siendo una figura central en el fútbol español, sus palabras, acciones y, por supuesto, sus victorias seguirán generando debates y pasiones.

Más noticias