13 de julio de 2024 | 11:30

Deportes

Unai Simón siempre en mi equipo

Unai Simón siempre en mi equipo

Jeickson Sulbaran

10 de enero de 2024 | 6:14 pm

En el mundo del fútbol, donde la incertidumbre suele ser la única constante, Unai Simón, el guardameta del Athletic Club de Bilbao, ofrece una dosis de seguridad y compromiso. Con contrato hasta el 30 de junio de 2025, Simón no solo ha demostrado su habilidad bajo los tres palos, sino también un fuerte vínculo emocional con el club de sus amores. Su deseo de continuar en Bilbao es claro y, más importante aún, es un sentimiento recíproco por parte del club.

Unai Simón, más que un portero, un símbolo del Athletic

Desde Murgia hasta San Mamés, la carrera de Unai Simón ha sido un ejemplo de lealtad y progreso. No es solo un jugador, sino un símbolo de la filosofía del Athletic: fomentar el talento local y crecer juntos. «El Athletic sabe que me quiero quedar y yo sé que quieren que me quede», afirma Simón, reflejando esa conexión especial que va más allá del terreno de juego. Esto no es solo una negociación de contrato, es una afirmación de identidad.

Para Unai Simón, lo importante ahora no es su situación contractual, sino el bienestar del equipo. Prioriza las renovaciones de aquellos compañeros cuyo contrato finaliza antes que el suyo, demostrando una madurez y un sentido de equipo que va más allá de lo individual. «Creo que antes que yo hay prioridad por otros compañeros», dice, poniendo de manifiesto su compromiso no solo con el club, sino con sus compañeros.

La visión a largo plazo y la estabilidad en la portería

En un entorno deportivo donde los cambios y traspasos son frecuentes, la postura de Simón aporta una estabilidad esencial para el club. «Me queda año y medio, hay un tiempo largo como para que nos sentemos y lleguemos a una solución rápida», comenta el portero. Esta visión a largo plazo es crucial no solo para él como jugador, sino también para la planificación del equipo. Saber que cuentan con un portero de su calibre para «mucho tiempo» es un lujo que el Athletic no da por sentado.

Su enfoque no es solo jugar partido a partido, sino también construir una carrera y un legado en el club. Con cada parada, con cada actuación, Simón no solo defiende una portería, sino también una tradición y un futuro. Es un guardián en el más amplio sentido de la palabra, cuidando no solo de la red, sino también del espíritu de un club histórico.

Unai Simón representa mucho más que un jugador talentoso para el Athletic Club. Es un reflejo de su filosofía, un ejemplo de lealtad y una pieza clave para el futuro. Su deseo de permanecer en el club y su actitud hacia el equipo y sus compañeros lo convierten no solo en un jugador valioso, sino en un verdadero embajador del espíritu del Athletic.

Más noticias