22 de mayo de 2024 | 3:47

Actualidad

Alerta del Banco de España: posible sobrevaloración en los precios de la vivienda

Alerta del Banco de España posible sobrevaloración en los precios de la vivienda

Jeickson Sulbaran

22 de abril de 2024 | 9:04 am

El Banco de España emite una advertencia sobre la posible sobrevaloración de los precios de la vivienda en el país

Destacando un repunte en los desequilibrios durante la segunda mitad de 2023. Este análisis proviene del último Informe de Estabilidad Financiera y apunta a un desacople entre la actividad del mercado y los crecientes precios según el Banco de España, una situación que pone en alerta a los reguladores y a los potenciales compradores. La entidad ha observado una caída significativa en las ventas y las hipotecas, mientras que los precios continúan ascendiendo, creando un mercado potencialmente insostenible.

Alerta del Banco de España posible sobrevaloración en los precios de la vivienda

En un contexto donde el precio de la vivienda ha experimentado un aumento constante durante la última década en España, alcanzando e incluso superando los niveles vistos durante la burbuja inmobiliaria, el Banco de España señala ahora una fase de especial preocupación. El mercado muestra señales claras de desequilibrio, con una escalada en los precios que no encuentra correspondencia en el número de transacciones, lo que podría indicar una fase de sobrevaloración preocupante.

Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, nunca se había visto un desajuste tan marcado como el actual. La pandemia, la inflación y el incremento en los tipos de interés parecían factores suficientes para frenar el ascenso, pero no fue así. El año 2023 cerró con una caída del 9,7% en las ventas de pisos y un desplome del 17,8% en la firma de hipotecas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, el precio de la vivienda subió un 4,2% respecto al mismo periodo del año anterior, destacando un aumento de 0,6 puntos porcentuales sobre la media de los primeros seis meses del año.

El director General de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España, Ángel Estrada, destaca una desconexión preocupante entre la evolución de la actividad del mercado y los precios. «Vemos una corrección en las ventas, y, en cambio, los precios se han acelerado», apunta Estrada. Esta situación se explica principalmente por una tensión entre la oferta y la demanda; hay menos viviendas disponibles que personas interesadas en comprarlas.

Además, en ciertos mercados, como las grandes capitales y zonas costeras, donde la demanda es más alta, los precios no solo han alcanzado sino que han superado los niveles de equilibrio. Esto sugiere no solo un ciclo de crecimiento desmesurado sino también un riesgo elevado de corrección que podría afectar tanto a propietarios actuales como a futuros compradores.

Mantiene esta situación bajo un escrutinio constante

Ya que los riesgos asociados con una sobrevaloración prolongada pueden tener repercusiones significativas tanto en la economía doméstica como en la estabilidad financiera a más largo plazo. Se recomienda prudencia a los compradores y a los agentes del mercado inmobiliario ante la posibilidad de una corrección de precios en el futuro cercano.

La situación actual del mercado de vivienda en España representa un desafío tanto para los reguladores como para los participantes del mercado. El aumento continuado de los precios, a pesar de las caídas en las ventas y las hipotecas, señala una posible desconexión entre los fundamentos del mercado y la realidad de los precios, algo que debería ser motivo de análisis y, posiblemente, de acción por parte de las autoridades competentes.

La estabilidad financiera es crucial no solo para el mercado de la vivienda sino para la economía en general, y el Banco de España continúa comprometido en monitorear estos desequilibrios y actuar en consecuencia para proteger tanto a los consumidores como al sistema financiero en su conjunto. Los próximos meses serán cruciales para entender si los precios actuales son sostenibles o si, como se teme, estamos ante una burbuja que podría estallar con consecuencias impredecibles para el mercado inmobiliario español.

Más noticias