13 de junio de 2024 | 1:03

Actualidad

Deutsche Bank y Commerzbank confiscados €332,6M en Rusia

Conferencia de Putin: El papel de Rusia, Wagner y Prigozhin en el escenario geopolítico.

Jesús Carames

19 de mayo de 2024 | 5:41 pm

El Tribunal de Arbitraje de San Petersburgo y de la región de Leningrado ordenó este sábado la confiscación de 332,6 millones de euros en activos pertenecientes a los bancos alemanes Deutsche Bank y Commerzbank, a solicitud de la compañía gasística rusa Rusjimalians. Esta medida surge en el contexto de una disputa legal iniciada por Rusjimalians, una empresa parcialmente propiedad del gigante energético Gazprom.

Contexto y razones de la denuncia

La compañía Rusjimalians denunció a ambas entidades bancarias el año pasado. Según informa la agencia oficial RIA Nóvosti y recoge EFE, Rusjimalians exigía al Deutsche Bank la devolución del pago del aval bancario de septiembre de 2021, que tenía un valor de 238,1 millones de euros. Además, la empresa rusa reclamaba una multa de casi medio millón de euros debido a retrasos en el cumplimiento de las obligaciones contractuales por parte del banco.

La raíz del conflicto radica en la decisión de la multinacional química alemana Linde de suspender la construcción de una planta de gas en Leningrado. Esta suspensión fue una consecuencia directa del estallido de la guerra en Ucrania, lo que llevó a la multinacional a detener sus operaciones en Rusia.

En el caso de Commerzbank, que también había actuado como garante de Linde, el tribunal de arbitraje confiscó casi 94 millones de euros. Debido a las sanciones impuestas por Occidente tras el inicio del conflicto en Ucrania, ambas entidades bancarias no pudieron garantizar los avales para el proyecto energético, lo que agravó la situación y condujo a la acción legal de Rusjimalians.

Impacto de las sanciones y respuesta judicial

Las sanciones adoptadas por Occidente en respuesta a la invasión rusa de Ucrania han tenido un impacto significativo en las relaciones comerciales y financieras entre Rusia y otros países. En este caso, las sanciones impidieron que Deutsche Bank y Commerzbank cumplieran con sus obligaciones contractuales, lo que llevó a la intervención judicial rusa.

Según informa el diario ‘Financial Times’, el tribunal ruso también confiscó activos del banco italiano UniCredit por un valor de más de 462 millones de euros. Esto sugiere que la acción legal de Rusjimalians no se limita solo a entidades alemanas, sino que también afecta a otras instituciones financieras europeas.

Además de las demandas contra los bancos, Rusjimalians ha presentado varias denuncias contra la multinacional Linde. Dos de estas denuncias ya han sido resueltas a favor de la compañía rusa, según el portal Meduza.

Repercusiones y perspectivas futuras

La confiscación de activos de bancos europeos por parte de un tribunal ruso representa una escalada en las tensiones económicas y legales derivadas del conflicto en Ucrania. Esta medida no solo afecta a las instituciones financieras involucradas, sino que también envía una señal a otras empresas extranjeras que operan en Rusia sobre los riesgos legales y financieros que enfrentan en el actual clima geopolítico.

Las acciones judiciales de Rusjimalians reflejan una estrategia de las empresas rusas para recuperar sus inversiones y mitigar las pérdidas causadas por las sanciones y la interrupción de proyectos internacionales. Este caso podría sentar un precedente para futuras disputas legales entre empresas rusas y extranjeras afectadas por la guerra y las sanciones.

Más noticias