22 de mayo de 2024 | 5:30

Actualidad

En Alemania empaquetan a los nazis que se pasan de la raya

Jesús Carames

15 de mayo de 2024 | 11:15 am

Björn Höcke, una de las figuras más extremistas del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y líder de la formación en el land de Turingia, ha sido condenado por la justicia alemana a pagar una multa de 13.000 euros por haber utilizado un lema nazi en un discurso. Este fallo judicial subraya la firmeza de las leyes alemanas contra la apología del nazismo y envía un mensaje claro sobre la intolerancia hacia cualquier referencia al Tercer Reich.

El juicio y las palabras prohibidas de Höcke

El juicio comenzó el 18 de abril en el tribunal provincial de Halle, en el estado federado de Sajonia-Anhalt, debido a que fue en Merseburg, una ciudad cercana, donde Höcke pronunció por primera vez las palabras incriminadas durante un mitin electoral en mayo de 2021. En ese evento, Höcke declaró: “Todo por nuestra patria, todo por Sajonia-Anhalt, todo por Alemania”. La frase «Todo por Alemania» era un lema de las SA (Sturmabteilung), la formación paramilitar del partido nazi que desempeñó un papel clave en la consolidación del poder de Adolf Hitler.

Höcke, de 52 años y exprofesor de historia, ha liderado la AfD en Turingia desde 2013. Durante el juicio, defendió que no conocía la referencia nazi de la frase, una afirmación que el fiscal Benedikt Bernzen calificó como “ni creíble ni comprensible”. La Fiscalía había solicitado seis meses de prisión conmutables por libertad provisional y una multa de 10.000 euros, mientras que la defensa pidió la absolución.

El veredicto y las repercusiones

El tribunal determinó que Höcke utilizó la frase “Todo por Alemania” con pleno conocimiento de su origen nazi, lo que viola la estricta legislación alemana que prohíbe el uso de lemas nazis y la exhibición pública de símbolos del Tercer Reich, castigable con hasta tres años de prisión. El juez Jan Stengel había indicado al inicio del juicio que una multa sería una sanción adecuada en caso de una condena, y así fue decidido.

Antes de la sentencia, Höcke declaró sentirse “un perseguido político”. Esta afirmación se alinea con la narrativa común en los círculos de extrema derecha, donde las sanciones legales suelen ser interpretadas como ataques a la libertad de expresión y como una persecución política.

Manifestaciones y vigilancia a la AfD

El proceso judicial contra Höcke se produce a poco más de tres meses de las elecciones regionales en Turingia, un land de la antigua RDA comunista donde la AfD lidera las encuestas con un 30% de intención de voto. La AfD de Turingia es una de las tres ramas regionales del partido que están bajo vigilancia de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) como grupo extremista de ultraderecha.

En el pasado, Höcke ha generado controversia por sus declaraciones incendiarias. En enero de 2017, calificó el Memorial del Holocausto en Berlín como “monumento de la vergüenza”, lo que llevó a la AfD a considerar su expulsión. Sin embargo, un año después, el partido decidió no expulsarlo, lo que demuestra la influencia y el poder que Höcke y su ala representan dentro de la formación.

Un segundo juicio en espera

Además del caso reciente, Höcke enfrenta un segundo juicio por un incidente similar en diciembre pasado. Durante una reunión de la AfD en Gera, Turingia, aludió a la misma frase nazi sin pronunciarla por completo, incitando a los asistentes a completar con “Alemania”. El tribunal de Halle decidió separar este procedimiento debido a la alegación de la defensa sobre la falta de tiempo para prepararse adecuadamente.

Más noticias