21 de julio de 2024 | 12:40

Actualidad

Kutxabank implementa reembolso directo de gastos hipotecarios en respuesta a demandas judiciales

La emblemática sede de Kutxabank en Bilbao, epicentro de importantes decisiones financieras y cambios normativos.

Jeickson Sulbaran

23 de noviembre de 2023 | 9:00 pm

La entidad bancaria Kutxabank ha anunciado una medida trascendental en la gestión de reembolsos relacionados con los gastos hipotecarios. Tras un prolongado periodo de disputas judiciales y presiones por parte de grupos de consumidores, el banco ha cedido a la demanda de simplificar el proceso de reembolso, marcando un hito en la historia de las finanzas y los derechos del consumidor en España.

Historia de un cambio: La sentencia del tribunal supremo

La decisión de Kutxabank se enmarca en la resolución del Tribunal Supremo de enero de 2019, que estableció un reparto equitativo de los gastos hipotecarios entre clientes y bancos. Este fallo judicial, que obligaba a las entidades financieras a asumir los gastos de inscripción, ha sido el detonante para que Kutxabank revisara sus políticas y procedimientos, evitando así futuras litigaciones.

La nueva política del banco Kutxabank facilita a sus clientes el proceso de reclamación de gastos hipotecarios indebidos, en lugar de enfrentar un proceso judicial, bastará con presentar las facturas y justificantes de pago pertinentes para obtener el reembolso. Este cambio supone una reducción significativa en los tiempos y el esfuerzo requerido por parte de los clientes afectados.

Impacto y recomendaciones de EKA/ACUV

La asociación de consumidores EKA/ACUV ha jugado un papel crucial en esta victoria para los derechos del consumidor. Han instado a los afectados a tramitar sus solicitudes antes de fin de año, advirtiendo sobre la posible prescripción de la nulidad en enero de 2024. Este plazo se establece cinco años después de la sentencia del Tribunal Supremo, marcando una fecha límite para las reclamaciones.

Un futuro más justo para los consumidores

La decisión de Kutxabank no solo beneficia a los clientes afectados por las cláusulas abusivas, sino que también sienta un precedente importante en la defensa de los derechos de los consumidores. Este caso destaca la eficacia de las acciones colectivas y la presión social en la implementación de prácticas bancarias más justas y transparentes.

El caso de Kutxabank es un claro ejemplo de cómo la presión social y las decisiones judiciales pueden influir positivamente en las prácticas comerciales de las grandes entidades. Representa un avance significativo en la lucha por los derechos de los consumidores y establece un modelo a seguir para otras instituciones financieras.

Más noticias