21 de mayo de 2024 | 11:49

Actualidad

Reino Unido prohíbe venta de tabaco a quienes nacieron después de 2009

Reino Unido veta la venta de tabaco a quienes nacieron después de 2009

Jeickson Sulbaran

17 de abril de 2024 | 11:15 am

Una generación libre de humo es el objetivo tras la nueva ley aprobada en el Reino Unido

El Reino Unido implementa una prohibición histórica contra la venta de tabaco a cualquier persona nacida después del año 2009, en un esfuerzo por erradicar el tabaquismo entre las futuras generaciones. Esta medida, respaldada ampliamente en el Parlamento, marca un cambio radical en la política de salud pública, dirigida a crear una generación completamente libre de humo.

El pasado martes, el Parlamento del Reino Unido aprobó con una mayoría abrumadora una ley que prohíbe la venta de cigarrillos y productos de vapeo a individuos nacidos después de 2009. Esta legislación, propuesta por el primer ministro Rishi Sunak y apoyada por 383 votos a favor frente a 67 en contra, ha sido una de las medidas más discutidas en el país en los últimos tiempos.

La ministra de Sanidad, Victoria Atkins, defendió la ley con vehemencia ante sus colegas, argumentando que la adicción no ofrece verdadera libertad a quienes la padecen. La ley, que ahora pasará a otras etapas del proceso legislativo antes de su implementación, ha sido objeto de debate tanto por su impacto en la salud pública como por las implicaciones en la libertad individual.

A pesar de la resistencia de algunos miembros del Partido Conservador, como los ex primeros ministros Boris Johnson y Liz Truss, la mayoría de los parlamentarios apoyaron la medida. Truss criticó la ley por considerar que «infantiliza» a los ciudadanos, mientras que Jake Berry expresó preocupaciones sobre el exceso de intervencionismo del gobierno en la vida personal de las personas.

Reino Unido veta la venta de tabaco a quienes nacieron después de 2009

No obstante, Atkins subrayó que la gran mayoría de los fumadores inician su adicción en la juventud, destacando datos que indican que el 83% de los fumadores empiezan antes de los 20 años. Andrea Leadsom, secretaria de estado de Sanidad, compartió su experiencia personal al revelar que ella comenzó a fumar a los 14 años y dejó el hábito años después. Leadsom argumentó que esta legislación representa la intervención más significativa que el gobierno puede realizar para proteger la salud de la nación a largo plazo.

Las medidas incluidas en el Proyecto de Ley de Tabaco y Vapeo no se limitan a la prohibición de la venta de tabaco a los jóvenes. También establecen restricciones más estrictas para los productos de vapeo, como limitaciones en los sabores y el empaquetado que puedan atraer a los menores. Además, la ley otorga nuevos poderes a los funcionarios de estándares comerciales para imponer multas a las tiendas que infrinjan estas normas.

Ian Walker, director ejecutivo de política en Cancer Research UK, aplaudió la medida, señalando que esta legislación coloca al Reino Unido en una posición de liderazgo global en el control del tabaquismo. Walker destacó que la prohibición de la venta de tabaco a los más jóvenes es un paso crucial para acabar con los cánceres causados por el tabaco y salvar vidas futuras.

El Profesor Steve Turner, presidente del Royal College de pediatría y salud infantil, también apoyó la legislación, enfatizando que «sin duda alguna, la introducción del Proyecto de Ley de Tabaco y Vapeo salvará vidas». Al prevenir que los niños y jóvenes se vuelvan adictos a la nicotina, se reducen sus posibilidades de desarrollar enfermedades prevenibles y se protege a los más jóvenes de los daños causados por la adicción.

Esta medida, al margen de las controversias sobre la libertad individual, es un ejemplo claro de cómo el gobierno puede intervenir decisivamente en la salud pública para beneficio de las generaciones futuras, estableciendo un precedente que podría ser seguido por otros países en la lucha contra el tabaquismo.

Más noticias