21 de junio de 2024 | 6:49

Bilbao

4000 empleados del Sabadell en riesgo si triunfa la OPA hostil del BBVA

Mairenis Gómez

11 de mayo de 2024 | 2:02 pm

Un vistazo a las posibles consecuencias de la adquisición hostil de Banco Sabadell por parte de BBVA

En una maniobra que ha sacudido los cimientos del sector bancario español, BBVA anunció esta semana su intención de llevar a cabo una adquisición hostil sobre Banco Sabadell. Esta operación, reportada inicialmente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), podría transformar significativamente el panorama bancario de España y Europa. Carlos Torres, presidente de BBVA, enfocó su discurso en las cifras impresionantes que justificarían este movimiento: un gigante bancario con un capital de casi un billón de euros y una capitalización bursátil aproximada de 70 mil millones de dólares.

Los despidos y cierres de sucursales: una preocupación inevitable

Una de las preocupaciones más alarmantes de esta fusión es el impacto sobre el empleo. Torres admitió que «inicialmente habrá despidos», aunque prometió que se llevarían a cabo mediante el diálogo y sin medidas traumáticas. Los análisis sugieren que podrían verse afectados entre 4,000 y 5,000 empleados de Sabadell, lo que supone una reducción significativa del personal que esta entidad aportaría a la nueva estructura.

Por otro lado, se anticipa el cierre de al menos 400 sucursales bancarias, con estimaciones que alcanzan hasta 600. Esto no solo afectaría a los empleados directos de estas sucursales, sino que también tendría un impacto considerable en la economía local de las áreas afectadas.

La perspectiva de BBVA: eficiencia y expansión

Desde la perspectiva de BBVA, esta adquisición busca crear una entidad más grande y eficiente, capaz de competir en un mercado cada vez más dominado por los costes fijos como la digitalización. Según Onur Genç, CEO de BBVA, la escala es cada vez más crucial en la banca comercial debido al incremento de estos costes fijos. La digitalización, aunque reduce costos operativos, representa una inversión constante y necesaria.

Reacciones y resistencias: sindicatos y gobierno preocupados

Sin embargo, tanto los sindicatos como el gobierno han expresado su preocupación. Los sindicatos, como CC OO y UGT, han declarado su «extrema preocupación» por el impacto laboral de la adquisición y han advertido que no aceptarán despidos sin luchar, especialmente cuando ambos bancos han reportado recientemente ganancias récord. Por su parte, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha criticado la operación por las graves consecuencias que podría tener para el empleo y las familias en España.

El futuro de la operación: un camino lleno de desafíos

La CNMV ya ha comenzado a investigar las quejas de Sabadell sobre la posible violación de la legislación de ofertas públicas de adquisición por parte de BBVA. Esto subraya la complejidad y las tensiones inherentes a una adquisición de esta magnitud, que podría tardar hasta más de un año en completarse.

Más noticias