14 de abril de 2024 | 12:51

Bilbao

Familias del Maestro García Rivero exigen ampliación de aceras para mayor seguridad

Familias del Maestro García Rivero exigen ampliación de aceras para mayor seguridad

María José Gonzalez

17 de marzo de 2024 | 12:00 pm

Unidos por un entorno escolar más seguro, padres y madres de Bilbao piden ampliar las aceras frente al colegio García Rivero.

En una tarde de reivindicaciones y solidaridad, la comunidad educativa de la escuela Maestro García Rivero, situada en el corazón de Bilbao, ha dado un paso al frente. Padres, madres, docentes y alumnos se han unido con un propósito claro: exigir un entorno escolar seguro y agradable. Frente al colegio, la calle Atxuri se ha convertido en el escenario de una protesta cargada de significado, donde las pancartas y los dibujos de los más pequeños han hablado por sí solos.

La voz de una comunidad unida por la seguridad de sus hijos

En medio del bullicio de la ciudad, el mensaje de la comunidad educativa resuena con fuerza: buscan transformar su entorno inmediato en un lugar más seguro para el desarrollo y el bienestar de los niños. La petición es clara: menos tráfico, más acera. Este llamado no es nuevo, pero cada vez se hace más fuerte y determinado. Las anteriores movilizaciones de los padres y madres de García Rivero ya habían marcado el inicio de una lucha contra los peligros que representa el tráfico cerca de las zonas escolares.

La problemática va más allá del simple hecho de pedir más espacio peatonal. Lo que realmente está en juego es la calidad de vida y la seguridad de los niños cuando entran o salen de su entorno de aprendizaje. Esta situación, desafortunadamente, no es exclusiva del colegio Maestro García Rivero. Se trata de una realidad que afecta a numerosas instituciones educativas a lo largo y ancho de Bilbao y, por extensión, de toda España. Sin embargo, esta comunidad ha decidido no quedarse de brazos cruzados.

La manifestación de esta tarde ha sido un ejemplo palpable de cómo la colaboración entre las familias y el personal educativo puede generar cambios significativos. Las imágenes de los niños sosteniendo dibujos que ilustran la señal de peligro peatones no solo buscan concienciar sobre el riesgo que corren diariamente, sino también sobre la importancia de crear espacios urbanos pensados para las personas, especialmente para los más vulnerables.

El camino hacia un futuro más seguro y saludable

Este movimiento, lejos de ser un hecho aislado, forma parte de un despertar colectivo sobre la necesidad de repensar nuestras ciudades y nuestros hábitos. La exigencia de «menos tráfico, más acera» se convierte así en un símbolo de un anhelo más amplio: el de ciudades más humanas, donde el bienestar colectivo prevalezca sobre la conveniencia individual de los vehículos.

La iniciativa de la asociación de madres y padres de García Rivero es un recordatorio de que el cambio es posible cuando la comunidad se une y alza la voz. Más allá de las mejoras inmediatas que puedan lograrse en el entorno del colegio, su lucha es un llamado a la acción para que otros colectivos y ciudades se sumen a esta causa. Es un mensaje de esperanza y de resistencia, un testimonio de que la seguridad y el bienestar de nuestros niños son una prioridad que merece toda nuestra atención y esfuerzo.

Como habitantes de Bilbao y como parte de una sociedad que valora el futuro de sus jóvenes, tenemos la responsabilidad de apoyar estas iniciativas. No solo por el bienestar de los alumnos de García Rivero, sino como parte de un movimiento más grande hacia la creación de espacios urbanos seguros, inclusivos y pensados para las personas. La movilización de esta tarde no es solo una protesta; es una invitación a imaginar y construir juntos un futuro mejor para nuestros niños, para nuestra ciudad y para nosotros mismos.

Más noticias