18 de mayo de 2024 | 8:31

Bilbao

Robos en el parque de Doña Casilda en Bilbao

Laura Rangel Ybarra

3 de agosto de 2023 | 3:00 pm

La problemática de los robos en Bilbao

En Bilbao, los robos han ido en aumento, y recientemente, el blanco ha sido el patrimonio público. Las víctimas más recientes han sido las estatuas del parque de Doña Casilda. Las placas de bronce que adornaban las esculturas han sido arrancadas y sustraídas, llevando a la Policía Municipal a solicitar la colaboración de los ciudadanos para encontrar a los responsables.

Las estatuas afectadas

Entre las esculturas afectadas se encuentran las de Josu Loroño, Giuseppe Verdi y el monolito a Gabriel Aresti. En el caso de la estatua de Josu Loroño, su icónico acordeón fue completamente arrancado. La placa que contenía información sobre Giuseppe Verdi, a pocos metros, también fue robada.

Medidas del Ayuntamiento ante los robos

Ante estos hechos, el Ayuntamiento de Bilbao ha confirmado que las placas de bronce serán reemplazadas por otras de un material diferente, buscando disuadir futuros robos. Sin embargo, esto solo es una solución a corto plazo, ya que no resuelve el problema subyacente de la delincuencia en la ciudad.

Robos anteriores en Bilbao

No es la primera vez que ocurren este tipo de robos en la ciudad. El pasado 24 de mayo, se reportó la sustracción de una placa en la calle Doctor Areilza en apoyo a los derechos de los niños y niñas transexuales, un acto que generó gran indignación en la comunidad.

Bilbao solicita colaboración ciudadana tras el robo en las esculturas del parque de Doña Casilda

La importancia de la colaboración ciudadana

La colaboración ciudadana se convierte en un pilar fundamental para poder hallar a los autores de estos delitos. Las redes sociales de la Policía Municipal de Bilbao han emitido un llamado a la población para que aporte cualquier información que pueda llevar a la identificación de los culpables.

La protección del patrimonio de Bilbao

La protección del patrimonio público es un deber compartido por todos los ciudadanos. Es por ello que, más allá de encontrar a los responsables de los robos, se hace necesario implementar medidas que aseguren la preservación de estos bienes culturales y eviten futuros incidentes. Este desafío queda pendiente para el Ayuntamiento y la sociedad bilbaína en su conjunto.

Más noticias