19 de mayo de 2024 | 7:39

Bizkaia

La Ertzaintza participará en la formación práctica de estudiantes universitarios

La Ertzaintza participará en la formación práctica de estudiantes universitarios (2)

Jesús Carames

17 de abril de 2024 | 9:05 am

Los convenios entre la Ertzaintza y tres universidades promoverán la integración laboral de los estudiantes mediante prácticas

El Consejo de Gobierno de Euskadi ha aprobado hoy la firma de tres convenios con la Universidad de Deusto, la Universidad Europea Miguel de Cervantes y la Universidad de La Rioja, en un esfuerzo por fomentar la colaboración entre el ámbito académico y las fuerzas de seguridad. Este acuerdo facilitará que los estudiantes de diferentes disciplinas realicen prácticas en las instalaciones de la Ertzaintza, bajo la tutela de profesionales experimentados, con el objetivo de mejorar su preparación y aumentar sus posibilidades de inserción en el mercado laboral.

La relevancia de estos convenios radica en su capacidad para ofrecer una experiencia real y aplicada a los conocimientos teóricos adquiridos en las aulas. Los estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto, del Grado de Criminología de la Universidad Miguel de Cervantes y de diversos grados y másters de la Universidad de La Rioja, se beneficiarán directamente de esta oportunidad única.

La iniciativa no solo busca enriquecer el currículo de los estudiantes, sino también proporcionar a la Ertzaintza acceso a las nuevas perspectivas y conocimientos que los jóvenes aportan al campo de la seguridad. De esta forma, la colaboración tiene el potencial de mejorar los procedimientos y la eficacia en las operaciones diarias de la Ertzaintza.

La duración inicial de estos convenios será de cuatro años, con la opción de renovación por un periodo igual

Lo que demuestra el compromiso a largo plazo de las partes involucradas. Esta colaboración no es un hecho aislado, sino parte de una estrategia más amplia que el Departamento de Seguridad ha estado desarrollando durante años, buscando fortalecer los lazos con el sector educativo no solo en Euskadi, sino en todo el país.

Esta política de cooperación educativa puede considerarse un modelo a seguir en términos de sinergia entre la educación y otros sectores institucionales, creando una base sólida para el desarrollo profesional de los futuros graduados. Además, es una muestra clara de cómo la academia puede contribuir activamente a la sociedad, preparando individuos no solo competentes en sus campos de estudio, sino también bien versados en las realidades prácticas de sus futuras carreras.

Es importante destacar que la formación práctica en entornos reales complementa y a menudo supera el aprendizaje que se puede obtener en un entorno de aula. Esta experiencia no solo refuerza el conocimiento académico, sino que también desarrolla habilidades clave como la toma de decisiones, el pensamiento crítico y la adaptabilidad.

En definitiva, los convenios representan un puente entre teoría y práctica, un enfoque educativo que cada vez cobra más fuerza en la sociedad moderna. Al proporcionar a los estudiantes una ventana al mundo real, estos acuerdos facilitan una transición más suave de la educación al entorno laboral, y refuerzan la importancia de adaptar los métodos educativos a las necesidades cambiantes de nuestra sociedad.

La colaboración entre la Ertzaintza y las universidades es, por tanto, un paso adelante hacia un enfoque más integrado y práctico de la educación, donde los beneficios se extienden más allá de los individuos y alcanzan a la comunidad en general. Con iniciativas como esta, Euskadi se sitúa a la vanguardia de la educación orientada a la empleabilidad y la responsabilidad social, marcando un precedente para otras regiones y sectores.

La implementación efectiva de estos convenios requerirá un seguimiento continuo y evaluaciones periódicas, para asegurar que los objetivos de formación y colaboración se cumplan satisfactoriamente. Asimismo, es fundamental que se mantenga un diálogo abierto entre todas las partes para adaptarse a cualquier desafío que pueda surgir durante su ejecución. Al final, el éxito de estos convenios dependerá de la capacidad de todas las partes para trabajar conjuntamente hacia metas comunes que no solo beneficien a los estudiantes, sino que también fortalezcan el tejido social y la seguridad de la comunidad.

Más noticias