21 de febrero de 2024 | 10:50

Bizkaia

Toña alcanzará el estado de arenal limpio

Barreiro confirma que Toña alcanzará el estado de arenal limpio

María José Gonzalez

6 de febrero de 2024 | 7:58 am

En una era donde los desafíos ambientales y la adaptación a normativas internacionales se vuelven cada vez más complejos, el Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia (CABB), bajo la dirección de Pedro Barreiro, se enfrenta a un futuro lleno de retos y oportunidades en Toña. En esta legislatura, el CABB está implementando cambios significativos para cumplir con las nuevas directivas europeas sobre aguas potables y residuales, un proceso que no solo afectará la infraestructura y las finanzas del Consorcio, sino también la vida diaria de los ciudadanos de Bizkaia.

Adaptándose a las nuevas directivas europeas: un camino hacia el futuro

Barreiro confirma que Toña alcanzará el estado de arenal limpio

Las nuevas directivas europeas representan un hito en la gestión del agua, estableciendo estándares más altos y exigiendo mayores inversiones. La directiva de aguas potables, ya operativa desde enero, y la de aguas residuales, aún en debate en Bruselas, plantean desafíos significativos en términos de inversión y tecnología. Estas normativas, que podrían entrar en vigor hacia finales de 2026 o 2027, no solo implicarán un esfuerzo inversor considerable, sino que también influirán en las tarifas del agua en los próximos años. Este es un camino sin retorno hacia la mejora continua y la sostenibilidad.

El CABB no solo está trabajando para cumplir con estas directivas, sino también para unificar servicios en los municipios más pequeños. Este proceso de unificación es esencial para alcanzar la dimensión necesaria que permita cumplir con las exigencias de las nuevas normativas. Además, Bizkaia se encuentra en una posición favorable para incorporar más municipios en los próximos años, fortaleciendo así el Consorcio y su capacidad de ofrecer servicios de calidad.

Innovaciones y proyectos en respuesta a los retos actuales

El CABB ya está adelantando trabajos importantes para adaptarse a la futura directiva de aguas residuales. Esto incluye un análisis exhaustivo de la planta de Galindo y la necesidad de instalar sistemas de depuración más potentes. Además, se están tomando en cuenta los microcontaminantes y otros contaminantes emergentes, como los microplásticos, que ya son una realidad en las depuradoras.

Por otro lado, el CABB se está beneficiando de los fondos Next Generation de Europa. Estos fondos están permitiendo adelantar ciertas inversiones, principalmente en las comarcas de Busturialdea y Lea Artibai. El Consorcio está trabajando en una serie de pequeñas iniciativas que en conjunto representan una inversión significativa, mejorando la infraestructura y la eficiencia del servicio.

El progreso es notable en Busturialdea, donde el Consorcio ha avanzado mucho desde la integración de los municipios del antiguo consorcio de aguas de esa comarca. Se están implementando proyectos para paliar la escasez de agua en verano, como el bombeo en el río Oka y una conducción desde Bakio a Bermeo. Estas mejoras prometen aliviar considerablemente la situación en los veranos venideros.

Toña se encamina hacia un futuro más limpio según Barreiro

Uno de los logros más destacados bajo la gestión de Barreiro es la recuperación de la playa de Toña, que pronto será declarada como arenal limpio. Este logro no solo mejora la calidad de vida local, sino que también simboliza el compromiso del CABB con el medio ambiente y la salud pública. La mejora en la calidad de las aguas de baño en la región, junto con diversas obras de saneamiento, es una prueba clara del impacto positivo de las políticas y proyectos del Consorcio.

El CABB, consciente del cambio climático y sus efectos en la gestión del agua, integra estas consideraciones en todas sus decisiones. Aunque las cantidades globales de agua no han variado significativamente, los patrones de lluvia y sequía sí lo han hecho, lo que obliga a replantear algunos sistemas y estrategias.

El trabajo del CABB, con Pedro Barreiro a la cabeza, es un claro ejemplo de cómo la planificación y la adaptación a las nuevas realidades y desafíos pueden conducir a un futuro más sostenible y resiliente. Las acciones tomadas hoy tendrán un impacto significativo en la calidad de vida de los ciudadanos de Bizkaia en los próximos años.

Más noticias