18 de mayo de 2024 | 7:54

Deportes

El nuevo Athletic se cocina este mes

Mairenis Gómez

16 de abril de 2024 | 1:00 pm

El Athletic de Bilbao, guiado por Ernesto Valverde, busca reforzar su proyecto actual

Durante los últimos meses, he tenido la oportunidad de observar de cerca cómo el Athletic Club, bajo la dirección de Ernesto Valverde, ha ido moldeando un equipo que no solo ha hecho historia esta temporada, sino que también se prepara para afrontar con ambición la Supercopa de España y la Europa League. En medio de este panorama optimista, la dirección deportiva del club ha comenzado a planificar la próxima temporada, siendo consciente de que no todos los jugadores actuales formarán parte de este futuro ascendente.

El reto de configurar una plantilla competitiva mientras se respetan los ciclos de los jugadores

Uno de los desafíos más inminentes para Valverde es decidir sobre la continuidad de varios jugadores que han sido menos protagonistas esta temporada. Asier Villalibre e Imanol García de Albéniz están entre los principales candidatos a dejar el equipo, una decisión que refleja no solo la evolución del plantel sino también la necesidad de estos futbolistas de encontrar más minutos en otro lugar. Además, la situación de Adu Ares es particularmente interesante, a pesar de contar con la confianza de Valverde, el joven necesita jugar más regularmente para continuar su desarrollo.

Además de estos cambios específicos, hay otros jugadores cuyos contratos están finalizando, como Dani García y Álex Berenguer. El club les ha propuesto renovar por un año más, pero la decisión final dependerá de sus ambiciones personales y del interés de otros clubes. Esto plantea un dilema para la directiva, cómo mantener un equilibrio entre la experiencia y la renovación necesaria para afrontar retos mayores.

La próxima temporada también verá el regreso de cinco futbolistas que estaban cedidos

El papel crucial de los jugadores retornados de cesiones en la configuración del equipo

Por otra parte, la próxima temporada también verá el regreso de cinco futbolistas que estaban cedidos. Su rendimiento en otros equipos ha sido mixto, pero casos como el de Nico Serrano destacan. Serrano ha demostrado potencial para integrarse en el primer equipo, aunque el reciente fichaje de Álvaro Djaló podría complicar su situación. Estas circunstancias ponen a Valverde en una posición donde debe evaluar cuidadosamente qué jugadores pueden contribuir efectivamente al crecimiento del equipo.

En difinitiva, mientras el Athletic Club se prepara para competir en múltiples frentes, la gestión de su plantilla se convierte en un acto de equilibrio entre mantener una base sólida. Y introducir nuevos talentos que puedan llevar al equipo a nuevas alturas. Las decisiones de este mes no solo determinarán la composición del equipo para la temporada 2025. Sino que también sentarán las bases para el futuro a largo plazo del club en el fútbol europeo. Como siempre, la última palabra la tendrá Ernesto Valverde, cuya visión y liderazgo serán cruciales en este periodo de transición.

Más noticias