22 de mayo de 2024 | 5:35

Deportes

Presidente de la FIFA pide regular el desmadre de los agentes de futbolistas

Jesús Carames

21 de abril de 2024 | 12:00 pm

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, ha hecho un llamamiento urgente a los gobiernos de todo el mundo para que colaboren en la implementación de una regulación efectiva de los agentes de fútbol, buscando asegurar que los ingresos generados por las transferencias se mantengan dentro del ecosistema futbolístico y beneficien a clubes a nivel global.

El desafío de regular los honorarios de intermediación en el fútbol global

En un reciente comunicado, Gianni Infantino ha destacado la disparidad alarmante en la distribución de los fondos generados por las transferencias de jugadores. Mientras los clubes de la Premier League han gastado cerca de 500 millones de euros en pagos a agentes e intermediarios en un año, solo una fracción de este monto, menos de 30 millones de euros, ha sido destinada a los clubes formadores de los jugadores según las regulaciones de compensación y solidaridad de la FIFA.

La importancia de los pagos de solidaridad para el desarrollo del fútbol

Infantino enfatiza que estos pagos son esenciales para el sostenimiento de miles de clubes menos privilegiados alrededor del mundo. Estos fondos permiten a los clubes invertir en el desarrollo y formación de jóvenes talentos, garantizando no solo la supervivencia de estas entidades, sino también la evolución constante del deporte a nivel global.

La posición de la FIFA frente a las resistencias del sector

La propuesta de la FIFA de establecer «reglas claras y justas» en el sistema de transferencias, incluyendo regulaciones específicas para los agentes, busca promover la transparencia y la equidad. Sin embargo, estas medidas han enfrentado oposición legal por parte de algunos agentes, lo que ha llevado a la FIFA a defender su posición en los tribunales.

Una llamada a la acción gubernamental

Ante este panorama, el presidente de la FIFA ha hecho un llamado directo a los gobiernos y legisladores para que participen activamente en la creación de un marco regulatorio robusto que asegure que los fondos generados en las transferencias permanezcan dentro del fútbol. Esta colaboración es vista como crucial para la integridad y el futuro del deporte, asegurando que los beneficios se extiendan equitativamente a todos los niveles del juego.

En conclusión, la iniciativa de Gianni Infantino no solo busca reformar la economía del fútbol, sino que también intenta preservar la esencia del deporte: un juego global que prospera en la solidaridad y la justa competencia. El apoyo de los gobiernos a estas medidas podría marcar el inicio de una nueva era en la administración del fútbol mundial, donde la equidad y la transparencia no sean la excepción, sino la norma.

Más noticias