26 de febrero de 2024 | 2:17

Ocio & Cultura

6 premios Goya para el cine vasco en una gala marcada por el triunfo de Bayona

6 premios Goya para el cine vasco en una gala marcada por el triunfo de Bayona

Jeickson Sulbaran

12 de febrero de 2024 | 10:52 am

El cine vasco brilló con luz propia en la 38ª edición de los Premios Goya, una ceremonia donde la magia del séptimo arte se palpó en cada entrega de premio y en cada discurso emotivo. Los cineastas vascos, con su talento y dedicación, se alzaron con seis estatuillas, demostrando que la creatividad y la pasión no conocen fronteras. Esta gala no solo fue un escenario para reconocer el arte cinematográfico, sino también un reflejo de las corrientes sociales y políticas que atraviesan nuestro tiempo.

La noche fue testigo de cómo ‘La sociedad de la nieve’, dirigida por J. A. Bayona, arrasó con doce premios, posicionándose como una de las películas más laureadas en la historia de los Goya. Sin embargo, el cine vasco no se quedó atrás. Estíbaliz Urresola y su película ‘20.000 especies de abejas’ se hicieron notar con tres Goyas, incluyendo mejor guion original, mejor dirección novel y mejor actriz de reparto para Ane Gabarain. Estos premios son un claro indicativo del talento emergente en el cine vasco y su capacidad de contar historias que resuenan con el público.

Un reflejo de la diversidad y la creatividad en el cine

El cine vasco ha demostrado una vez más su habilidad para capturar la esencia de historias únicas y personajes cautivadores. Pablo Berger, con su película ‘Robot Dreams’, adaptación del cómic de Sara Varon, se llevó dos Goyas, destacando en las categorías de mejor película de animación y mejor guion adaptado. Víctor Erice, otro grande del cine vasco, vio cómo su filme ‘Cerrar los ojos’ obtenía el reconocimiento gracias al trabajo de José Coronado, quien se llevó el Goya a mejor actor de reparto. Estos premios son un testimonio del espíritu innovador y la calidad artística del cine vasco, que sigue dejando huella en el panorama cinematográfico nacional e internacional.

El cortometraje de animación ‘To bird or not to bird’ de Iván Miñambres también recibió su merecido reconocimiento, demostrando que en el cine vasco, tanto las grandes producciones como los proyectos más modestos tienen la capacidad de brillar y emocionar al público.

El cine vasco, un espejo de la sociedad y la cultura contemporáneas

Seis premios Goya para el cine vasco

La gala de los Goya no solo fue un espacio para celebrar el cine, sino también para reflexionar sobre la sociedad actual. Los discursos de los ganadores vascos tocaron temas de gran relevancia social y cultural. Estíbaliz Urresola, en su discurso de aceptación, no solo agradeció a su equipo y seres queridos, sino que también aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a la paz en la Franja de Gaza, mostrando cómo el cine puede ser una plataforma para el cambio social y la conciencia global.

La presencia de la política y los mensajes feministas también tuvieron su lugar en la ceremonia. La actriz Clara Segura expresó su opinión sobre la presencia de Vox en la gala, mientras que Ana Belén y Javier Ambrossi, en su papel de maestros de ceremonias, destacaron la importancia de luchar contra la violencia sexual y la discriminación de género.

La 38ª edición de los Premios Goya no solo celebró el talento y la creatividad del cine español, sino que también se convirtió en un reflejo de las preocupaciones y aspiraciones de nuestra sociedad. El cine vasco, con sus seis premios Goya, demostró que sigue siendo una fuerza vital en el panorama cinematográfico, capaz de contar historias que conmueven, inspiran y provocan reflexión.

Más noticias