19 de mayo de 2024 | 8:12

Ocio & Cultura

El museo del Pescador en Bermeo alojado en la torre de Ercilla

El museo del Pescador en Bermeo alojado en la torre de Ercilla

Jeickson Sulbaran

8 de abril de 2024 | 7:07 pm

La vida de los pescadores vascos en el Arrantzaleen Museoa de Bermeo


¿Has sentido alguna vez la brisa del mar mientras escuchas historias de antiguas aventuras y desafíos en alta mar? Bermeo, un pueblo con profundos lazos con el mar, te invita a vivir esta experiencia a través del Arrantzaleen Museoa, alojado en la impresionante Torre de Ercilla. Esta torre, que data del siglo XV, no solo es un monumento nacional desde 1943, sino también el hogar de historias que tejen la rica tapestria de la vida marítima vasca.

El museo se destaca por ser uno de los pocos en el mundo dedicado enteramente a la vida y el trabajo de los pescadores vascos. Al visitarlo, te sumerges en un mundo donde el mar no es solo un elemento natural, sino el núcleo de la vida y cultura de la comunidad. Desde organizaciones gremiales, técnicas de pesca innovadoras hasta embarcaciones que han surcado los mares a través de los siglos, el museo ofrece una perspectiva holística de la vida marítima.

En medio de estas narrativas, también se encuentra la historia de la Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi, marcada por el valor y la destreza de los pescadores vascos. Esta sección no solo rinde homenaje a su valentía, sino que también ilumina un capítulo crucial en la historia de Euskadi.

La Torre de Ercilla más que un museo

La torre misma es un personaje en la narrativa del museo. Construida en el último período del siglo XV, la torre ha sido testigo de cambios significativos, no solo en Bermeo, sino en todo el País Vasco. La historia de sus antiguos habitantes, incluidos comerciantes y personalidades ilustres como Alonso de Ercilla, autor de La Araucana, añade una capa más de profundidad a la experiencia del museo.

La vida de los pescadores vascos en el Arrantzaleen Museoa de Bermeo

Gracias a los esfuerzos de la Diputación Foral de Bizkaia, la torre ha sido restaurada meticulosamente, respetando su arquitectura original mientras se incorporan técnicas expográficas modernas para mejorar la experiencia de los visitantes. Este cuidado en la conservación subraya el compromiso con la preservación del patrimonio cultural y la importancia de la torre como un símbolo de la identidad vasca.

Una invitación a explorar

El museo no solo es un espacio para la exhibición, sino también para la educación y el encuentro. Con visitas guiadas disponibles bajo reserva, los visitantes tienen la oportunidad de sumergirse completamente en las historias y aprender de guías expertos que comparten anécdotas y conocimientos profundos sobre la vida marítima.

El Arrantzaleen Museoa es más que un contenedor de objetos; es un lugar donde el pasado se encuentra con el presente, invitando a la reflexión sobre nuestra relación con el mar y cómo ha modelado comunidades enteras. Es un testimonio de la resiliencia, innovación y espíritu comunitario de los pescadores vascos, cuyas historias resonarán con visitantes de todas las edades y orígenes.

Visitar el Arrantzaleen Museoa en Bermeo es embarcarse en un viaje a través del tiempo y las mareas. Es descubrir cómo el mar ha sido, y continúa siendo, un pilar esencial en la vida de los pueblos vascos. Este museo no solo conserva la memoria de aquellos que han vivido del y en el mar, sino que también inspira a las futuras generaciones a valorar y proteger este recurso vital. Es, sin duda, una experiencia enriquecedora que no debe faltar en tu próxima visita a Bermeo.

Más noticias