1 de octubre de 2023 | 6:20

Ocio & Cultura

Si viajas a Mallorca recuerda que Ryanair factura €45 por ensaimada

María José Gonzalez

30 de mayo de 2023 | 5:26 pm

Una de las compañías aéreas más polémicas, Ryanair, ha incendiado las redes con su última restricción: obligar a facturar las emblemáticas ensaimadas mallorquinas a un costo de 45 euros cada una. Una medida que ha causado indignación entre los turistas y los defensores de la gastronomía local.

Pasajeros en pie de guerra

María Luisa, María y Antonio, a punto de embarcar hacia Luxemburgo, reflejan el sentimiento general: «Es un robo y un abuso. No vamos a pagar por algo que ya hemos pagado. Si hace falta, tiramos las ensaimadas». Esta postura resuena en el aeropuerto de Son Sant Joan, donde muchos turistas desconocen la medida de Ryanair.

La ensaimada, una tradición en riesgo

El reconocido dulce de Mallorca es un souvenir habitual entre los visitantes de la isla. Luis Martín, otro pasajero afectado, se muestra contrariado: «Si me dicen que tengo que pagar por llevarlas y me pillan mosqueado, las dejo. Hoy en día ya puedes conseguir ensaimadas en Salamanca y en cualquier ciudad».

Indignación por la falta de información

La indignación no solo proviene de la medida en sí, sino también de la falta de comunicación. Muchos viajeros, como César Nieto, no han recibido ninguna información previa sobre las restricciones. «Por lo menos que nos informen antes, que nadie nos ha avisado«, lamenta Eduardo García, otro salmantino.

Impacto en los comercios locales

La controversia alcanza también a los comerciantes locales. Miquel Irles, palmesano del Puig de Sant Pere, critica la medida de Ryanair: «No hace más que perjudicar a los comercios de Mallorca y fomentar la competencia desleal entre los hornos».

Susana López, antes de volar a Segovia, suma su voz al coro de críticas: «Flaco favor le hacen las aerolíneas a los productos locales». Señala la paradoja de que en el aeropuerto se pueden comprar ensaimadas sin restricción, cuestionando la lógica de la medida de Ryanair: «¿Esas no pesan, o qué?«.

Un agravio comparativo

Pep Magraner, gerente de la Asociación de Panaderos y Pasteleros de Balears, ha calificado la situación como un «agravio comparativo». Demanda «igualdad de oportunidades» en la comercialización de la ensaimada, «la embajadora de Mallorca en el mundo».

El enfado es palpable, y la situación ha hecho saltar las alarmas sobre las políticas de las aerolíneas y su impacto en las tradiciones y economía locales. Por el momento, las ensaimadas mallorquinas se encuentran en el centro de un debate caliente, y no precisamente por su recién salida del horno.

Más noticias