4 de marzo de 2024 | 4:20

Actualidad

Inusitada estafa telefónica: Delincuentes utilizan datos auténticos del Banco Santander para engañar a clientes

Wilmer Ayala

16 de septiembre de 2023 | 11:30 am

La sofisticación de las estafas telefónicas ha alcanzado un nuevo nivel, y el caso más reciente que sacude a España es la suplantación audaz y precisa del Banco Santander.

Un engaño perfectamente orquestado

Las estafas telefónicas no son nuevas. Sin embargo, la precisión y meticulosidad con la que se están llevando a cabo últimamente son desconcertantes. Un ciudadano anónimo ha compartido su experiencia, describiendo cómo fue contactado desde un número oficial del Banco Santander. La llamada no solo venía desde un número legítimo, sino que el interlocutor tenía en su posesión datos personales extremadamente detallados: nombre completo, DNI, dirección y hasta el número de cuenta.

La trampa

El motivo de la llamada era aparentemente legítimo: una alerta sobre un retiro inusual con tarjeta desde la provincia de Vizcaya. La táctica utilizada, pretender que el usuario generase un código para, supuestamente, validar o cancelar la operación, pero en realidad para que los estafadores pudiesen retirar dinero de un cajero.

Aunque a muchos les pueda parecer obvio el intento de fraude, es necesario subrayar que el ambiente generado durante la llamada, la precisión de los datos y la urgencia del supuesto problema pueden desorientar a muchas personas. Sobre todo, como indica el testimonio, a personas mayores o más ingenuas.

Detalles que delatan

A pesar del meticuloso trabajo de los estafadores, hubo detalles que delataron la falsedad de la llamada. Uno de ellos fue el ruido de fondo, similar al de un «gallinero» call center, situación atípica para las llamadas del Banco Santander. Este detalle, sumado a la solicitud poco usual de generar un código, encendió las alarmas.

¿De dónde obtuvieron los datos?

Una de las mayores preocupaciones surgidas de este incidente es determinar cómo los estafadores consiguieron tal cúmulo de información personal. El testimonio apunta directamente al Banco Santander como fuente de la fuga de datos. Si bien no hay evidencia concreta de ello, es crucial que el banco investigue esta posibilidad. La protección de datos del cliente es primordial, y cualquier fallo en ese sentido podría tener repercusiones graves tanto para la entidad como para sus usuarios.

Recomendaciones

Es vital estar alerta. Aunque las tácticas de estafa se vuelvan cada vez más sofisticadas, hay acciones que podemos tomar:

  • Nunca proporcionar códigos de seguridad o datos bancarios por teléfono.
  • Verificar siempre con la entidad cualquier alerta o solicitud recibida.
  • Estar atentos a los detalles. Un fondo ruidoso, inconsistencias en la historia o una urgencia excesiva son señales de alerta.

La era digital trae consigo muchas comodidades, pero también riesgos. Estar informados y ser precavidos es nuestro principal escudo ante posibles fraudes.

Más noticias