21 de julio de 2024 | 6:48

Bilbao

Detención rocambolesca de un supuesto Guardia Civil en el hospital de Basurto

Un joven intentó suplantar a un guardia civil en el hospital de Basurto

Jeickson Sulbaran

13 de noviembre de 2023 | 3:40 pm

Bilbao se encuentra en estado de asombro tras la reciente detención de un joven de 23 años en el hospital de Basurto, este suceso que parece sacado de una película, se desencadenó cuando el joven intentó hacerse pasar por un guardia civil para priorizar la atención médica de dos amigos.

El pasado jueves 2 de noviembre, el hospital de Basurto fue escenario de un hecho insólito, un joven vestido con uniforme de la Guardia Civil y portando una placa y una tarjeta de visita del Ministerio del Interior con su nombre, accedió a las instalaciones del hospital. Su objetivo era claro: conseguir una atención preferente para dos amigos heridos en una agresión nocturna.

La Alerta del Personal Médico

Los médicos del hospital, sorprendidos por la petición del supuesto agente, no tardaron en contactar con la Policía Local. Agentes que se encontraban en el hospital custodiando a un detenido acudieron de inmediato al lugar. Frente a ellos, el joven admitió no ser miembro de la Guardia Civil, lo que derivó en la retirada inmediata de su placa y las tarjetas identificativas.

Una Investigación Consecuente

Al día siguiente, la Inspección de Criminalística de la Policía Municipal citó al joven en la comisaría para esclarecer los hechos. El arrestado se presentó conduciendo un vehículo, a pesar de no poseer permiso de conducir. Durante la inspección del coche, los agentes hallaron material policial, incluyendo una pistola de airsoft marca Glock, grilletes y un chaleco antibalas, entre otros objetos de doble uso civil/militar.

Incautación y Detención

El material encontrado en el vehículo llevó a la incautación inmediata por parte de las autoridades y a la detención del hombre. Se le acusa de un delito de usurpación de función pública y otro contra la seguridad vial, por conducir sin licencia. Tras las diligencias pertinentes, fue puesto en libertad con cargos.

Este suceso ha causado una gran conmoción en la comunidad, evidenciando la necesidad de mejores protocolos de seguridad en los centros hospitalarios y una mayor vigilancia para prevenir incidentes similares en el futuro.

Más noticias