27 de febrero de 2024 | 4:04

Bizkaia

Barakado pide a Lakua que tope el alquiler de vivienda

Barakaldo solicita al Gobierno Vasco analizar la regulación de los precios de alquiler de vivienda

Jeickson Sulbaran

6 de octubre de 2023 | 2:00 pm

Barakaldo, el quinto municipio más poblado del País Vasco, se encuentra inmerso en una problemática que ha puesto en jaque a múltiples ciudades españolas y europeas: la crisis habitacional. Se percibe una tensión palpable en el mercado de alquileres de viviendas, y los ciudadanos y organismos locales buscan medidas inmediatas y efectivas para abordar esta cuestión.

Dinámicas de Mercado y la Vivienda Accesible

Stop Desahucios, una plataforma que ha venido alzando la voz frente a los problemas habitacionales en Barakaldo, ha sido fundamental en traer el dilema de la vivienda a la palestra pública. Basados en datos de una empresa inmobiliaria digital, han identificado que el municipio tiene apenas 11 viviendas disponibles para alquiler, con una renta media de 906 euros, mientras que hay 4.285 unidades familiares inscritas en el servicio vasco de vivienda Etxebide buscando un hogar para alquilar.

El esfuerzo económico de las familias para hacer frente a los alquileres del mercado supera en algunos casos el 90% de sus ingresos, lo que subraya la imperante necesidad de implementar medidas de regulación y apoyo.

Zona de Mercado Residencial Tensionado: Una Estrategia Viable

Medidas Legales en Consideración, como se extrae del artículo 18 de la Ley de Vivienda, las autoridades competentes pueden declarar zonas de mercado residencial tensionado. Dos criterios puntuales para tal declaración incluyen:

  • Que la carga media del costo de la hipoteca o alquiler, sumada a gastos y suministros básicos, exceda el 30% de los ingresos medios de los hogares.
  • Que el precio de compra o alquiler de la vivienda haya tenido un crecimiento acumulado, en los últimos cinco años, tres puntos porcentuales por encima del crecimiento del índice de precios de consumo de la comunidad autónoma.

Además, medidas complementarias deben ser observadas para evitar desviaciones de las viviendas de alquiler estable hacia modelos que no cumplen con las necesidades sociales, como los alquileres por habitación o viviendas de uso turístico.

Movilización Política y Respuesta del Gobierno

El escenario político en Barakaldo ha sido testigo de diversas respuestas y estrategias frente a esta crisis. La coalición PNV-PSE en el gobierno municipal ha optado por solicitar al Gobierno Vasco que explore la posibilidad de declarar parte del municipio como «zona tensionada», además de persistir en las políticas de vivienda actuales.

Contraposiciones y Divergencias surgen con EH Bildu y Elkarrekin, quienes se han abstenido en las votaciones y califican la actuación municipal como “insuficiente”, enfatizando los altos costes que las familias deben soportar. Aquí, el balance entre las actuales políticas de vivienda y las necesidades inmediatas del municipio entra en juego, demandando un análisis profundo de la eficacia y alcance de las medidas propuestas e implementadas.

Visión Futura y Compromisos Municipales

Pese a las divergencias, la solicitud al Gobierno Vasco marca un paso hacia el reconocimiento formal del problema y la búsqueda de soluciones legislativas. Juan Antonio Pizarro, concejal de Vivienda, ha destacado iniciativas como la sociedad de gestión urbanística Eretza y la incorporación de Barakaldo al decreto de alquiler asequible del Gobierno Vasco, que resultará en 26 nuevas viviendas disponibles a precios significativamente inferiores a los del mercado.

Reflexión Final

Inclusión y Acción. Dos elementos que se entrelazan para forjar un futuro donde la vivienda sea accesible, y la tensión en el mercado residencial se mitigue. La amalgama de propuestas desde distintos sectores de la sociedad y la política de Barakaldo no solo refleja la complejidad del problema, sino también la multifacética cooperación necesaria para construir soluciones.

El papel del periodismo en este contexto no solo se detiene en la narración de los eventos y dilemas, sino que también implica resaltar las voces, contrastar las propuestas y hacer seguimiento a las implementaciones y resultados de las políticas y estrategias que surgen en el horizonte.

La historia de la crisis habitacional de Barakaldo está todavía siendo escrita, y su desenlace repercutirá significativamente en los ciudadanos, las políticas públicas, y el desarrollo urbano y social del municipio en los años venideros.

Más noticias