17 de abril de 2024 | 4:54

Bizkaia

Bizkaia se llena de perros mientras la natalidad se hunde

Laura Rangel Ybarra

16 de octubre de 2023 | 9:14 am

Mientras paseaba por las calles de Bilbao, no pude evitar notar el crecimiento en el número de dueños de perros. Las mascotas han encontrado un lugar especial en los hogares vascos, y las cifras lo confirman. Recientes análisis ponen en relieve una tendencia que está transformando el tejido social, y Bizkaia no es una excepción.

¿Por qué más perros que niños en Bizkaia?

Un análisis de la agencia EFE basado en los datos del INE y Anfaac reveló que en comunidades como Asturias, Aragón y Castilla y León, hay al menos tres canes por cada diez personas. Aunque Bizkaia no encabeza la lista, está claro que la tendencia es similar. Se observa que las plazas y parques, antes repletos de risas infantiles, ahora resuenan con ladridos y jugueteos caninos.

Ahora bien, ¿qué sucede en lugares como La Rioja, Navarra y el País Vasco donde la densidad de perros es notablemente menor? Aquí es donde la especificidad de Bizkaia entra en juego.

Las cifras en Bizkaia

Tomemos, por ejemplo, los datos de 2021. A nivel nacional, España contaba con 9.280.821 perros frente a una población infantil de 6.654.130. Estas cifras demuestran que en España hay más perros que niños. Pero, ¿y en Bizkaia?

En regiones como Asturias, hay más del triple de perros que niños menores de 14 años. Bizkaia, aunque no llega a estos extremos, también ha notado este cambio. Los datos exactos para Bizkaia pueden variar, pero la tendencia es clara: el paisaje familiar está cambiando.

¿Qué está impulsando este cambio en Bizkaia?

La respuesta puede ser multifacética. La baja tasa de natalidad en muchas regiones españolas está llevando a muchos a buscar compañía en mascotas. Es un fenómeno que se observa no solo en España sino en muchos lugares del mundo.

El doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, Jaume Bentulà, sugiere que una consecuencia de la falta de niños en casa es el aumento de la soledad. Y, ¿qué mejor forma de combatir esa soledad que con la leal compañía de un perro?

«Es como poner una tirita en una herida,» comentaba un residente de Bilbao. «Tener un perro no sustituye a un hijo, pero llena un vacío.» Esta perspectiva parece reflejar el sentimiento de muchos en Bizkaia y más allá.

El impacto de esta tendencia

Esta inclinación hacia la adopción de mascotas tiene implicaciones profundas. Desde el urbanismo, con la necesidad de más parques para perros y menos parques infantiles, hasta los valores y la dinámica de las relaciones humanas.

El sociólogo Eduardo Bericat advierte sobre el declive de las relaciones primarias. Las relaciones elegidas, como las amistades o las parejas, tienen un carácter contingente, mientras que las relaciones familiares tradicionales, como entre padres e hijos, son vistas como permanentes. En una Bizkaia con menos niños y más perros, este tejido relacional podría estar experimentando un cambio sin precedentes.

Conclusión

La creciente adopción de perros en lugares como Bizkaia es una señal de los tiempos cambiantes. A medida que las tasas de natalidad disminuyen y las estructuras familiares evolucionan, los perros se están convirtiendo en miembros familiares insustituibles para muchos. Es esencial reconocer y adaptarse a esta tendencia, garantizando que Bizkaia siga siendo un lugar acogedor tanto para sus ciudadanos humanos como para sus amigos caninos.

Más noticias