23 de mayo de 2024 | 3:26

Bizkaia

EH Bildu en cabeza en las elecciones vascas

Pello Otxandiano, la nueva apuesta de EH Bildu para las elecciones vascas de 2024

Jesús Carames

14 de abril de 2024 | 7:50 am

EH Bildu ha logrado una victoria histórica en las elecciones al Parlamento Vasco, según las proyecciones de EITB Focus, convirtiéndose por primera vez en la fuerza más votada. Este cambio en el panorama político vasco podría alterar significativamente el equilibrio de poder en la región. Con un 34.9% de los votos, EH Bildu obtendría entre 28 y 29 escaños, un notable incremento respecto a su desempeño anterior, donde creció 7 puntos y ganó entre 7 y 8 escaños.

El PNV, que ha sido tradicionalmente dominante, se mantiene firme en términos de porcentaje de votos con un 34.2%, aunque experimentaría una ligera reducción en escaños, situándose en 26-27. Este resultado refleja una estabilidad en su base electoral, pese a perder entre 2 y 3 escaños comparado con la última elección.

El PSE-EE logra mantenerse estable con un 14% de los votos y podría incrementar su representación en el parlamento, alcanzando entre 10 y 12 escaños, lo que sugiere una ligera ganancia de hasta dos escaños en comparación con la elección anterior. Por otro lado, el PP también muestra un crecimiento, obteniendo un 7.7% de los votos y aumentando su presencia parlamentaria en un escaño, a expensas de Vox, que quedaría fuera del parlamento.

La izquierda confederal representada por Sumar conseguirá entrar al parlamento con hasta dos escaños, mientras que Elkarrekin Podemos no lograría representación. Este resultado indica un reajuste en el espectro político de izquierda en el País Vasco, con Sumar tomando la batuta de representación.

Geográficamente, EH Bildu lideraría en Álava y Gipuzkoa, mientras que el PNV mantendría su fortaleza en Bizkaia. Este patrón territorial subraya la división política regional y es crucial para entender el apoyo diferenciado que cada partido recibe.

La posible formación de gobierno es incierta. Aunque el PNV y el PSE-EE podrían intentar reeditar su coalición, es posible que no alcancen la mayoría absoluta, con una proyección de entre 36 y 39 escaños. Alternativamente, un pacto entre EH Bildu y el PSE-EE podría sumar entre 38 y 41 escaños, mientras que una gran coalición entre EH Bildu y PNV sumaría entre 54 y 56 escaños, sobrepasando claramente el umbral para una mayoría absoluta.

Este panorama electoral, marcado por la posibilidad de pactos y coaliciones, refleja una diversidad de opciones y estrategias políticas que podrían determinar la dirección futura del gobierno vasco. A una semana de las elecciones, la campaña no ha logrado incrementar la participación, que se estima no superará el 61%, y un 20% de los votantes aún se declara indeciso, lo que podría influir significativamente en los resultados finales.

Más noticias