22 de mayo de 2024 | 5:44

Bizkaia

Euskadi vota con un tiempo primaveral

Jesús Carames

21 de abril de 2024 | 11:04 am

En una jornada marcada por un clima soleado y fresco, Iñigo Urkullu, lehendakari en funciones, fue uno de los primeros en acudir a las urnas, dando inicio a unas elecciones vascas que prometen ser las más impredecibles de la última década.

Un escenario electoral renovado y lleno de incertidumbre. Este domingo primaveral, cerca de 1,8 millones de vascos están convocados a votar para decidir quiénes ocuparán los 75 escaños del Parlamento Vasco en su decimotercera legislatura. El ambiente electoral se ve especialmente cargado por la total renovación de candidatos a lehendakari por parte de las principales formaciones políticas —PNV, EH Bildu, PSE/EE, y PP—, un hecho que no se daba desde hace casi una década y que añade un elemento de incertidumbre a los comicios.

Las principales fuerzas en contienda y el desafío de los emergentes. De las catorce candidaturas presentes, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), EH Bildu, el Partido Socialista de Euskadi (PSE/EE), y el Partido Popular (PP) se perfilan como los principales contendientes con posibilidades reales de obtener representación. Sin embargo, la atención también está puesta en Sumar y Elkarrekin Podemos, que afrontan estos comicios tras una reciente escisión en la izquierda vasca. Además, Vox busca expandir su presencia en el Parlamento Vasco, donde hasta ahora solo ha conseguido un escaño por Álava.

Ciudadano introduciendo su voto en la urna en una mesa electoral de Bilbao.
Un votante bilbaíno participa activamente en las elecciones depositando su voto en la urna.

Un lehendakari en funciones madrugador y un proceso electoral impecable

Iñigo Urkullu fue de los primeros en ejercer su derecho al voto, mostrando la importancia de la participación ciudadana en esta jornada. La votación se desarrolla sin contratiempos, bajo un estricto protocolo que garantiza la seguridad y la transparencia del proceso.

En este contexto, los votantes vascos se enfrentan a una elección crucial que no solo decidirá la composición del próximo gobierno regional, sino que también podría redefinir el panorama político de Euskadi para los próximos años. Con una participación esperada alta, el resultado de estas elecciones es más incierto que nunca, reflejando el cambiante dinamismo político de la región.

Más noticias