18 de mayo de 2024 | 8:24

Bizkaia

Juego sucio de «ertzainas en lucha» contra el resto de sindicatos

Miguel Castillo

19 de junio de 2023 | 10:00 am

En el siempre agitado mundo sindical, la Ertzaintza no es una excepción. Los sindicatos Erne, Esan y Sipe acusan a la plataforma ‘Ertzainas en lucha’ de «contraprogramar» sus movilizaciones, en un gesto que consideran una maniobra de obstrucción hacia sus reivindicaciones.

Movilizaciones Paralelas

La Unidad de Acción Sindical de la Ertzaintza, integrada por los sindicatos ErNE, Esan y Sipe, ha registrado movilizaciones para el próximo 27 de junio, frente a la sede de Lehendakaritza en Vitoria. El objetivo de estas manifestaciones es el de «actualizar y mejorar» las condiciones de trabajo de los ertzainas.

Sin embargo, la sorpresa llegó cuando los dirigentes de ‘Ertzainas en lucha’ anunciaron, la misma tarde, la organización de una caravana de vehículos para la misma fecha, en un acto que los sindicatos de la Unidad de Acción Sindical interpretan como una contraprogramación intencionada.

Advertencias y Llamados a la Unidad

Las tensiones no se han hecho esperar. Los sindicatos ErNE, Esan y Sipe advierten que ni los intentos de obstaculizar sus concentraciones ni el inmovilismo del Departamento de Seguridad les detendrán en su lucha por mejorar las condiciones de los ertzainas. «Basta ya de enfrentar a los ertzainas, el único adversario es el Departamento [de Seguridad]», señalan en su comunicado.

Asimismo, han instado al consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, a «sentarse a negociar», y han extendido una invitación a ELA-Ertzaintza, EKOS, EBE, EAE, Euspel y ‘Ertzainas en lucha’ a secundar la movilización del 27 de junio.

Conflictos Internos y Externos

El conflicto que enfrenta a los sindicatos ErNE, Esan y Sipe con la plataforma ‘Ertzainas en lucha’ pone de relieve las tensiones internas que existen dentro del movimiento sindical de la Ertzaintza. No obstante, todas las partes parecen coincidir en un punto: la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de los ertzainas.

Este desacuerdo se suma a la ya existente lucha contra el Departamento de Seguridad, y amenaza con generar una fractura dentro del colectivo. Solo el tiempo dirá si estos grupos lograrán unirse en pro de las reivindicaciones de los ertzainas o si, por el contrario, los conflictos internos terminarán por debilitar el movimiento sindical.

Este episodio nos recuerda que, en las luchas sindicales, como en cualquier otro tipo de lucha colectiva, la unidad es fundamental. Y en momentos de disputa interna, es más importante que nunca recordar quién es el verdadero adversario.

Más noticias