19 de junio de 2024 | 6:12

Bizkaia

La coalición PNV y PSE-EE pone contra las cuerdas el pragmatismo de EH Bildu

Miguel Castillo

29 de mayo de 2023 | 9:03 pm

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE) han tomado la iniciativa para intentar controlar el panorama político en las principales instituciones vascas, incluso con la posibilidad de desplazar a EH Bildu. Han lanzado un enfoque concertado para maximizar su influencia, un movimiento que pone en juego la balanza de poder en lugares como la Diputación de Gipuzkoa.

Entendiendo el juego político

La Diputación de Gipuzkoa se ha convertido en un campo de batalla estratégico, con la coalición PNV-PSE buscando apoyo del Partido Popular (PP) para garantizar su control. Con 24 escaños en su poder, a dos de la mayoría absoluta, requieren la ayuda de los tres junteros del PP para alcanzar su objetivo.

En este entorno, el PP parece dispuesto a colaborar en la operación, con el objetivo de evitar que EH Bildu, el partido independentista, gobierne Gipuzkoa. Esta alianza podría llevar a que Eider Mendoza, del PNV, sea investida diputada general de Gipuzkoa, y que Maider Etxeberria, del PSE-EE, asuma como alcaldesa de Vitoria.

EH Bildu en la encrucijada

Estos movimientos son un revés para EH Bildu, que había logrado un sólido apoyo en las últimas elecciones. Sin embargo, a pesar de su éxito, no ha conseguido suficiente fuerza para formar una mayoría absoluta en el parlamento. Ahora, el PNV y el PSE-EE están intentando aprovechar esta situación para reafirmar su influencia política.

El panorama se complica aún más si consideramos que Elkarrekin Podemos podría respaldar a Maddalen Iriarte de EH Bildu como diputada general. Sin embargo, la posibilidad de que esto ocurra dependerá en gran medida del papel que decida jugar el PP en las negociaciones políticas.

El PP: Un papel inesperado

El Partido Popular se encuentra en una posición interesante. Aunque inicialmente parecía tener pocas posibilidades de influir en la política vasca, sus escaños en el parlamento le otorgan una posición estratégica. Aunque el PP no pide grandes concesiones, parece dispuesto a apoyar a la coalición PNV-PSE-EE, no tanto para impulsar a Eider Mendoza, sino para evitar que EH Bildu asuma el poder.

La complejidad de la política vasca

La política en el País Vasco es un tablero dinámico, donde las alianzas pueden cambiar rápidamente en función de los intereses de los partidos. El PNV y el PSE-EE buscan fortalecer su coalición, pero su éxito dependerá en gran medida de la colaboración del PP, y de cómo se desarrollen las negociaciones políticas en las próximas semanas.

Más noticias