20 de abril de 2024 | 12:46

Bizkaia

Los pensionistas vascos piden audiencia al lehendakari Urkullu

María José Gonzalez

25 de junio de 2023 | 11:00 am

El movimiento de pensionistas de Euskal Herria se ha convertido en una fuerza a tener en cuenta en la esfera política de la región. Buscando la atención del lehendakari, Iñigo Urkullu, los pensionistas vascos luchan por lo que consideran su derecho: pensiones dignas y justas.

La petición: una audiencia con el lehendakari

Habiendo presentado su solicitud de reunión con el lehendakari el pasado 6 de junio, los pensionistas vascos han sido implacables en su búsqueda de audiencia con Urkullu. A pesar de ser dirigidos hacia una reunión con la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Nerea Melgosa, los pensionistas insisten en que debe ser el lehendakari quien los reciba.

El lehendakari Urkullu, como representante principal del gobierno vasco, es visto por los pensionistas como la figura adecuada para atender sus demandas. Esta insistencia refleja la importancia y la urgencia de sus reivindicaciones.

Las demandas: pensiones dignas y justas

La lucha del movimiento de pensionistas de Euskal Herria no es solo por ser escuchados, sino por una causa justa: el establecimiento de pensiones mínimas de al menos 1080 euros mensuales. Esta demanda, sencilla pero significativa, busca garantizar que los pensionistas puedan vivir con dignidad, reconociendo la contribución que han hecho a la sociedad a lo largo de sus vidas laborales.

Además, planean llevar sus demandas al Parlamento Vasco en septiembre, evidenciando su determinación y resiliencia.

La movilización: la lucha continúa

El movimiento de pensionistas de Euskal Herria no es una fuerza pasiva. Han anunciado movilizaciones durante el mes de julio en las capitales de Hego Euskal Herria para mantener sus demandas en la agenda política y los debates electorales.

Las protestas se llevarán a cabo en Pamplona el 3 de julio, en Vitoria-Gasteiz y San Sebastián el 15 de julio, y en Bilbao el 17 de julio. Estas movilizaciones no solo aumentarán la visibilidad de sus demandas, sino que también demostrarán la unidad y la fuerza de los pensionistas vascos.

En resumen, el movimiento de pensionistas de Euskal Herria está mostrando una lucha continua y valiente por la dignidad y la justicia. Con su insistencia en una audiencia con el lehendakari y su plan de movilizaciones, están poniendo sus demandas en el centro de la conversación política. Sin duda, su causa es digna de atención y reconocimiento.

Más noticias