19 de mayo de 2024 | 7:07

Bizkaia

Pablo Iglesias propone chantaje al PSOE para gobernar Euskadi

Jesús Carames

17 de abril de 2024 | 12:12 pm

Pablo Iglesias ha puesto sobre la mesa una propuesta audaz y estratégica ante EH Bildu con miras a influir en la conformación del próximo gobierno vasco y, por extensión, en la política nacional española. Durante una reunión secreta en Bilbao, el exlíder de Podemos argumentó que la izquierda abertzale debería estar dispuesta a desafiar al PSOE y evitar que el PNV, su tradicional adversario político, lidere el gobierno vasco, a menos que se permita un ejecutivo de izquierdas incluyendo a Podemos.

Contexto Político y Propuesta de Iglesias

La propuesta de Iglesias viene en un momento crítico, con el panorama político vasco mostrando un PNV en posible retroceso frente a un EH Bildu en ascenso, según las últimas encuestas antes de las elecciones. Iglesias plantea que, en caso de que las encuestas se confirmen y EH Bildu tenga la oportunidad de liderar, deberían exigir la inclusión de Podemos en el gobierno como condición para apoyar a Sánchez a nivel nacional.

Implicaciones para el PSOE

Esta maniobra de Iglesias no solo busca revitalizar la presencia de Podemos en el País Vasco y a nivel nacional, sino que también pone al PSOE en una posición complicada. Sánchez se vería obligado a elegir entre apoyar un gobierno liderado por el PNV, más alineado con sus políticas moderadas, o ceder ante la presión de Bildu y Podemos para formar un ejecutivo más izquierdista, lo que podría desestabilizar su gobierno en Madrid.

La estrategia de Iglesias ha sido recibida con escepticismo por algunos sectores que ven en ella un intento desesperado por volver a ser relevante en un escenario político que ha cambiado significativamente desde su salida del gobierno. Sin embargo, para otros, representa una táctica astuta que podría reconfigurar alianzas tradicionales y forzar al PSOE a reevaluar sus prioridades y alianzas en el contexto de un panorama político nacional e internacional cada vez más complejo.

Con las elecciones vascas aproximándose, y las posiciones políticas en juego, la propuesta de Iglesias podría ser un catalizador que cambie el enfoque de las negociaciones postelectorales. Además, destaca la influencia continua de Iglesias en la política española, subrayando su habilidad para agitar el tablero político a su favor, incluso cuando no ocupa un cargo oficial. La respuesta del PSOE, EH Bildu y el PNV a esta maniobra será crucial para definir no solo el futuro del País Vasco, sino también el equilibrio de poder en España en los próximos años.

Más noticias