19 de mayo de 2024 | 6:40

Deportes

Robo al Athletic en el último minuto para que el Atlético juegue la Champions

Jesús Carames

14 de abril de 2024 | 8:42 pm

Robo de Cuadra Fernández para favorecer al Atlético con el que curiosamente nunca ha perdido

La resaca de las celebraciones de la Copa y una polémica decisión del VAR protagonizaron un tenso encuentro en San Mamés, donde el Athletic Club y el Villarreal CF se vieron las caras en un partido que finalizó con un empate a uno. Este resultado dejó un sabor agridulce en Bilbao, especialmente después de una semana de euforia tras la conquista del título copero.

El estadio se llenó de emoción y expectativas con un doble pasillo honorífico para los jugadores del Athletic: uno por parte del Villarreal y otro por los campeones de la Copa del Rey de 1984, lo que añadió un toque nostálgico y solemne al inicio del partido. Sin embargo, la jornada deportiva pronto se vio marcada por controversias arbitrales y un Athletic que, aunque luchador, no pudo sobreponerse completamente a la fatiga de las celebraciones.

El gol de Oihan Sancet, una volea impresionante que encontró la red tras una asistencia de Gorka Guruzeta, fue un momento destacado para el Athletic. Este tanto no solo mostró la calidad técnica de Sancet, sino que también revitalizó al equipo en un momento crucial del partido. Sin embargo, la alegría fue efímera, ya que el Villarreal, que no se amilanó a pesar de la expulsión de Jorge Comesaña, encontró el empate en los últimos compases del encuentro.

El penalti señalado a Yuri Berchiche por una mano tras una revisión del VAR en el tiempo añadido fue convertido por Dani Parejo, dejando el encuentro en empate. Esta decisión fue recibida con gran controversia y protestas por parte de los aficionados y jugadores del Athletic, quienes vieron cómo se les escapaban dos puntos preciosos en su lucha por asegurar una plaza en la próxima edición de la UEFA Champions League.

El Athletic, ahora a dos puntos de las codiciadas posiciones de Champions, debe recuperar la concentración y la forma física si quiere alcanzar sus objetivos de temporada. La recta final de la liga promete ser un desafío para el conjunto bilbaíno, que deberá balancear la euforia de los triunfos coperos con la consistencia necesaria en el campeonato nacional.

En resumen, el partido entre el Athletic Club y el Villarreal fue un microcosmos de alta emoción, fútbol de calidad y controversia arbitral, elementos que seguramente seguirán presentes en las jornadas que restan de esta apasionante temporada de LaLiga.

Más noticias