23 de junio de 2024 | 7:35

Ocio & Cultura

Ponte las botas de monte y disfruta el monte de Oma

Renovación del Bosque de Oma.

Jeickson Sulbaran

31 de octubre de 2023 | 6:00 pm

Bosque de Oma: Más allá de simples troncos pintados, es la síntesis de la pasión artística de Agustín Ibarrola y la majestuosidad de la naturaleza de Bizkaia. Un lugar donde la tradición y el arte de Land Art se fusionan, dando paso a una experiencia única en la que la percepción visual se convierte en protagonista.

El Nuevo Capítulo del Bosque

Tras ser cerrado en 2018, debido al ataque de la «banda marrón», el bosque experimentó un renacimiento gracias a la tenacidad y visión de la Diputación Foral de Bizkaia. «Basobarri» es la nueva representación de este enclave mágico, a pocos pasos del original.

Redescubriendo la Magia

A medida que uno se adentra en este espacio, se encuentra con un universo artístico esculpido en los árboles. Cada tronco cuenta una historia, y en conjunto, se desvela un mosaico de imágenes que cambia según el punto de vista del espectador.

Renacimiento y Preservación

El desafío de trasladar el Bosque de Oma fue monumental. No solo se trataba de recrear las obras, sino de garantizar su sostenibilidad y preservación a largo plazo. Con la colaboración de expertos en arte y silvicultura, el proyecto se convirtió en un pionero en la fusión de arte contemporáneo y conservación ambiental.

El Respeto a la Obra de Ibarrola

Desde su concepción, se entendía que el Bosque Pintado era arte efímero, sujeto al ciclo de vida de los árboles. Sin embargo, en vez de ver esto como un obstáculo, se ha convertido en una oportunidad para rejuvenecer y expandir la visión original de Ibarrola.

Experiencia del Visitante en el Bosque

Para aquellos que desean sumergirse en esta odisea visual, hay dos formas principales de experimentar el Bosque de Oma:

  1. Visita Libre: Aunque gratuita, se requiere reserva previa. Este tipo de visita permite una experiencia personal y reflexiva.
  2. Visita Guiada: Disponible los sábados y días especiales. Estas visitas ofrecen una perspectiva más profunda sobre la historia y significado del bosque.

Cómo llegar de Forma Sostenible

Aunque se puede llegar en coche, se recomienda encarecidamente el uso del servicio de autobús desde la estación de Gernika-Lumo. Esta iniciativa no solo facilita el acceso sino que contribuye a la conservación del entorno.

Orígenes e Inspiración

Recordemos que el Bosque de Oma original es obra del pintor y escultor bilbaíno Agustín Ibarrola. Su genialidad reside en cómo transformó troncos individuales en conjuntos visuales interdependientes. Al cambiar la perspectiva del observador, las imágenes se unen, ofreciendo diferentes narrativas.

Un Nexo con el Land Art

Creado entre 1982 y 1985, el Bosque de Oma es un exponente del Land Art, corriente que utiliza el paisaje natural como lienzo. Más que un mero destino turístico, es una invitación a contemplar la intersección del arte y la naturaleza.

Conclusión

El Bosque de Oma, en sus dos encarnaciones, es un testimonio del poder transformador del arte y el compromiso con la conservación. A través de sus troncos pintados, nos invita a reflexionar sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, y cómo ambos pueden coexistir en armonía. Es, sin duda, una joya de Bizkaia que perdurará en el tiempo.

Más noticias